La RegiónYucatán

Video evidencia brutalidad policiaca contra José Eduardo; los agresores están en libertad


Una cámara de seguridad dejó en evidencia la golpiza que nueve policías de Mérida le propinaron a José Eduardo, hasta dejarlo inconsciente afuera de las instalaciones de la Policía Municipal de Mérida; el joven los acuso de violación y tortura, las lesiones le causaron la muerte


A unas horas de que un juez de control determinó no vincular a proceso penal a cuatro agentes de la Policía Municipal de Mérida imputados por el caso de José Eduardo Ravelo Echavarría, circula un video que probarían la participación de dichos elementos en la comisión de los delitos de homicidio calificado cometido en pandilla, violación agravada y tortura agravada.

Dichas imágenes fueron desestimadas por el juez de control Rómulo Antonio Bonilla Castañeda, quien consideró que no fueron suficientes los elementos aportados para dictar el auto de vinculación contra los policías municipales J.E.H.H, E.M.R.L., A.G.G.M. y R.G.B.R.

Las imágenes tomadas de grabaciones de cámaras de videovigilancia muestran desde el momento en que José Eduardo aparece ya detenido en la cama de la camioneta policiaca placas YS-0471-C y número económico DPM269, hasta su salida de la cárcel municipal en un estado que evidencia que fue sometido a torturas y otras vejaciones.

La detención del joven veracruzano, ocurrida la mañana del 21 de julio, fue por llamadas ciudadanas que lo reportaban alterando el orden en la vía pública, lo cual consistió en estar corriendo y arrojar un objeto en la terminal de taxis de Tekax, en la calle 62 entre 67 y 69, en el céntrico barrio de San Juan.

A las 10:20 de la mañana las cámaras captan la camioneta policiaca en la que lo trasladan transitando sobre la calle 64 rumbo a la 67. Ahí se observa que dos oficiales de la PMM van en la parte trasera.

En esta imagen en la parte posterior del vehículo policiado ya va el detendo acostado y los oficiales que los custodian lo mantienen asegurado y sometido con sus rodillas hacia el cuerpo del joven veracruzano.

En otra imagen, captada en la calle 62 esquina con 67 se repite la escena del joven sometido con las rodillas de los oficiales.

En la calle 56 con 65, frente a Correos, ya se ve a uno de los policías parado sobre el cuerpo de José Eduardo, quien yace tirado en la cama de la camioneta. Ahí se aprecia que viste pantalón de mezclilla azul y camisa roja.

A las 10:32 las imágenes muestran a varios uniformados bajando al joven veracruzano, quien sometido sujetándolo del pelo y los brazos, pese a que estaba esposado.

Los hematomas son visibles en el cuerpo de José Eduardo tras ser sometido a torturas y vejaciones en la cárcel de la PMM

Arrojado en el piso lo mantienen durante 40 minutos a las puertas de la recepción a celdas. Ahí en varias ocasiones es sometido con la rodilla de uno o más policías.

En las grabaciones que proporcionó la PMM no se puede apreciar si esa tortura se mantiene durante los 40 minutos de la espera, pues solo proporcionó un minuto de esa parte de las grabaciones que aportó para que se analizaran en la audiencia.

Llama la atención que al bajarlo de la camioneta vestía un pantalón de mezclilla azul y camiseta sport color naranja con negro, pero al momento de meterlo a las celdas ya solo vestía un short o boxer negro y tenía la cara cubierta con su camisa.

En las celdas, debido a la poca ropa de José Eduardo se puede observar la aparición de hematomas o lesiones visibles producto de la detención y sometimientos.

En esta imagen se observa a un agente de la Policía Municipal de Mérida parado sobre José Eduardo Ravelo Echavarría. La imagen fue captada frente al parque Eulogio Rosado.

Al día siguiente, aproximadamente a las 11:07 horas sale de las instalaciones de la Policía Municipal, donde se puede observar en las videograbaciones su andar vacilante, es decir, que para caminar necesita apoyo debido a que por sus diversas lesiones no tiene el soporte para caminar de manera firme.

Alrededor de las 13 a 13:30 horas llega a su centro de trabajo donde es recibido por su jefe y su compañero de cuarto, quienes lo ven llegar en un taxi de color blanco, y José Eduardo les pide dinero para pagar el transporte.

Al salir de la cárcel de la PMM, José Eduardo Ravelo Echavarría estaba tan maltrecho por las torturas que apenas podía caminar sin sostenerse en las paredes.

Se está en busca del chofer de ese vehículo para que pueda aportar su testimonio de las condiciones en las que vio al veracruzano.

Aproximadamente a las 6 de la tarde José Eduardo le pide a su compañero de cuarto que le llame a sus familiares en Veracruz y le tome fotos de sus lesiones para enviárselas a sus parientes vía inbox mediante la cuenta de Facebook de Ravelo Echavarría.

En ese momento José Eduardo tiene una videollamada con su tía Silvia Ravelo, a quien le muestra fotos de sus lesiones.

Estas imágenes, que como ya dijimos desestimó el juez, permiten inferir que no hay una laguna entre el tiempo de salida de Ravelo Echavarría de la PMM y el momento en el que acude al Ministerio Público a denunciar los agravios.

Imágenes que José Eduardo le envió a su tía Silvia Ravelo la tarde del 22 de julio, para mostrarle las lesiones que le causaron mientras estuvo detenido en la Policía Municipal.
Como si no estuviera esposado, entre varios policías bajan a José Eduardo a empellones y jalándalo del pelo, tras lo cual lo arrojan al piso y ahí siguen torturándolo.

Fuente: Yucatán Ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button