La Última de Petróleo

Talos Energy desdeña datos de Pemex sobre megacampo Zama


El presidente de la petrolera privada, Timothy S. Duncan, consideró que el análisis de una empresa externa, presentado por Pemex a los reguladores estadounidense, desestimó datos relevantes obtenidos durante el proceso de evaluación


La empresa privada Talos Energy desestimó los datos que favorecen la participación de Petróleos Mexicanos (Pemex) sobre el megacampo marino Zama.

El presidente de la petrolera privada, Timothy S. Duncan, consideró que el análisis de una empresa externa, presentado por Pemex a los reguladores estadounidense, desestimó datos relevantes obtenidos durante el proceso de evaluación.

“Como recordarán, Talos encargó a Netherland Sewell & Asociados preparar una evaluación independiente el año pasado, la cual concluyó que el consorcio (privado) del bloque 7 posee 59.6% y Pemex 40.4% de participación en Zama, respectivamente”, recordó el ingeniero estadounidense en un comunicado.

Sus comentarios se producen días después de que la petrolera que dirige Octavio Romero Oropeza informó a la Comisión Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) que posee la mayor parte del yacimiento, ubicado en aguas superficiales del Golfo de México.

El análisis externo determinó que a la petrolera mexicana le corresponde 50.4% del campo y 49.5% a la firma estadounidense, respectivamente.

No es la primera vez que ambas petroleras contradicen sus estimaciones. Esto ocurrió desde 2020, cuando Romero Oropeza contradijo los resultados del informe de Talos, aunque no aportó evidencia técnica que respaldara sus afirmaciones.

Después de que venció el periodo para que ambas compañías alcanzaran un acuerdo de unificación del campo para decidir cuál de las dos lo operará, la decisión final está en manos de la Secretaría de Energía (Sener) que encabeza Rocío Nahle García.

La unificación aportará datos específicos sobre los cuales se volverá a ajustar la división de intereses en Zama a partir de los datos recuperados durante el ciclo de vida del activo.

Según Talos, la redeterminación es un estándar que garantiza una participación equitativa de largo plazo, de acuerdo con las mejores prácticas internacionales.

La empresa estadounidense encabeza el consorcio para el bloque 7, y tiene una participación operativa del 35% ante sus socios Sierra Oil & Gas, una compañía de Wintershall Dea, y Premier Oil para el área contractual que ganaron durante la ronda 1.1 en julio de 2015. Forbes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button