La Última de Petróleo

Talos Energy analiza nuevas acciones legales contra la Sener por el yacimiento Zama


Talos Energy, compañía que disputa la operación del megayacimiento Zama a Petróleos Mexicanos (Pemex), señaló que aún revisa todas las opciones legales y comerciales para revertir la decisión de la Secretaría de Energía (Sener) de otorgar la operación a la petrolera estatal.

En el informe financiero correspondiente al tercer trimestre del año, la empresa que encabeza el consorcio conocido como Bloque 7, comentó que después de la presentación de avisos formales de disputa al gobierno de México relacionados con la operación del campo Zama en septiembre, “continúa buscando una resolución con todas las partes interesadas.

“La finalización del Acuerdo de Unificación y Operación de la Unidad, que establece los términos en los que se desarrollará conjuntamente el reservorio, y el resultado de la disputa con el gobierno de México sobre las decisiones tomadas por la Sener respecto del descubrimiento de Zama, podrían afectar negativamente el valor de los activos de petróleo y gas natural, y resultar en un deterioro de nuestras propiedades de ambos carburantes no evaluadas antes de tomar una decisión de inversión final o de nuestras propiedades evaluadas al llegar a una decisión de inversión final”, asentó.

El 3 de septiembre pasado, Talos anunció la presentación de los avisos de disputa al gobierno de México, sobre las decisiones tomadas por la dependencia encabezada por Rocío Nahle García a principios de julio pasado, lo cual incluye la designación de Pemex como operador del yacimiento que se pretendía unificar.

El consorcio ha considerado que las acciones tomadas por la secretaría constituyen violaciones al Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y el Tratado Bilateral de Inversiones entre los Estados Unidos Mexicanos y la Unión Económica Belgo-Luxemburguesa.

“Continuaremos relacionándonos de buena fe con los representantes designados institucionalmente del gobierno, buscando lograr un acuerdo justo y mutuamente beneficioso”, expuso la compañía.

Talos Energy acusa que la designación por parte de Sener a Pemex “puede potencialmente resultar en retrasos materiales, bajo rendimiento, acceso insuficiente al capital o consecuencias adversas en comparación con nuestras expectativas para dicho proyecto si hubiéramos sido designados como operador”.

De acuerdo con un peritaje encargado a una empresa de ingeniería de yacimientos externa, la cual fue contratada por Talos Energy y la petrolera mexicana con el fin de establecer las condiciones del caso, determinó que el consorcio posee 49.6 por ciento de la participación bruta en Zama y Pemex posee 50.4 por ciento. La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button