La Última de Petróleo

Sin regulación a Pemex, perderá fuerza inversión de gasolineros


“Somos una de las cinco economías que más consumo de combustibles tiene, es una economía muy apetitosa y sólo el año pasado se invirtieron 12,000 millones de pesos en dispensarios invirtieron los gasolineros el año pasado, México sigue siendo atractivo, falta encontrar un equilibrio”, dijo Díaz de León, presidente de Onexpo


Este miércoles se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma a la Ley de Hidrocarburos en la que se eliminó el Artículo 13 Transitorio, quitando la regulación asimétrica para Petróleos Mexicanos (Pemex) en el mercado mayorista de combustibles, regulación que de mantenerse sin la intervención del poder judicial implicaría que las inversiones esperadas al sector se retrasarán.

Así lo expuso Roberto Díaz de León, presidente de Onexpo Nacional, quien explicó que en contraste en 2019, antes de la pandemia, las inversiones del sector gasolinero en el país se elevaron hasta 20,000 millones de pesos, previo al retraso de otorgamiento de permisos por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) por la contingencia.  

En el webinar organizado por Energy 21, explicó que a esta parálisis se suma que con la promulgación de la reforma de este miércoles desaparece el precio de referencia y habrá una posible reconcentración de descuentos regionales de Pemex a algunos clientes que se otorgarán de manera discrecional, pero también hay un sector gasolinero y un consumidor mexicano más informados, que tomarán decisiones y buscarán estrategias para denunciar abusos y salir adelante.  

“Somos una de las cinco economías que más consumo de combustibles tiene, es una economía muy apetitosa y sólo el año pasado se invirtieron 12,000 millones de pesos en dispensarios invirtieron los gasolineros el año pasado, México sigue siendo atractivo, falta encontrar un equilibrio”, dijo Díaz de León.  

En el nuevo ordenamiento, el 13 transitorio fue reemplazado por el siguiente texto: “al haberse logrado una mayor participación de agentes económicos que propicien el desarrollo eficiente y competitivo de los mercados, se deja sin efectos la facultad otorgada a la Comisión Reguladora de Energía para sujetar a principios de regulación asimétrica las ventas de primera mano de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, así como la comercialización que realicen personas controladas por Petróleos Mexicanos o sus organismos subsidiarios”.  

Susana Cazorla, socia fundadora y consultora de Sicenergy refirió al respecto que el legislativo invadió facultades de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) determinando que ya existía suficiente mercado y condiciones de competencia para eliminar la regulación, pero sin ningún estudio ni atribuciones para realizarlo.  

Por tanto, el tema podrá llegar hasta la Suprema Corte de Justicia, además de transitar por los procedimientos judiciales en materia de amparo.

“Tiene muchas posibilidades de no transitar a través de juicios de amparo y los derechos de los clientes de Pemex se van a mantener, sólo ahora protegidos por la Cofece y no por la autoridad energética”, dijo, “las empresas extranjeras serán defendidas por sus gobiernos, particularmente las de Estados Unidos y Canadá, pero las mexicanas se defenderán solas”.  

Marcial Diaz, socio en Lexoil Consultores detalló que además hay sobrerregulación el este sector porque cada año salen ordenamientos extras, todas tienen un costo y el año pasado entramos en una contingencia que suspendió los términos para cualquier trámite con la autoridad, incluida la evaluación de impacto social, que si bien no la hace la Secretaría de Energía sino un tercero autorizado, la debe revisar la Secretaría.   

“Estuvo esto detenido más de un año y ahora es un poco complicado presentarlas porque hay que hacerlo con citas, son pocas, el sector está asfixiado y el número de permisos de estaciones de servicio es mucho menor a los de años anteriores”, dijo.  

Jesús Montoya, director de Operaciones de la empresa mexicana Fullgas, advirtió que aunque sí existe cierta inclinación para que Pemex vuelva a ser preponderante, nunca dejó de serlo y empresas como la que opera en 16 entidades deben encontrar la manera de adaptarse a cada condición, por ejemplo, trabajar con Pemex en el Sureste, pero conseguir mejores ofertas con otras empresas donde tengan presencia.  

“A lo largo de siete años la reforma se ha tratado de adaptarse, de crecer, de darle lo mejor al cliente y no sólo se logra a través de la regulación, sino en calidad y atención para mostrarle al cliente por qué eres mejor”, dijo. 

Asimetría para Pemex

Entre los ordenamientos que la CRE había establecido para regular la competencia y que se derogaron con esta reforma:  

  • Pemex no podía atar las ventas de franquicias y comercialización.  
  • La estatal no debía establecer exclusividades para vender producto alguno ya sea a nivel nacional o regional.  
  • Pemex estaba obligada a reportar a la CRE y hacer pública la información relacionada con descuentos y los criterios para acceder a ellos con el fin de que no se otorguen de manera discriminatoria.  
  • Debía presentar sus modelos de contratos de comercialización para ser evaluados por la CRE.  
  • Estaba obligada a reportar al regulador el desglose del cálculo de los precios de venta de gasolinas y diésel, así como los productos sujetos a ventas de primera mano. 

Karol García /El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button