México Rojo

Separan a directivos policíacos supuestamente ligados a ‘El Cholo’

JUAN CARLOS HUERTA
ORO NEGRO

Los mandos superiores de la Policía de Guadalajara señalados como supuestos aliados de Carlos Sánchez Martínez, ‘El Cholo‘, fueron separados de sus cargos este viernes.

Se trata de José de Jesús de Anda Zambrano, quien fungía como comisario jefe de Guadalajara, y Mario Alberto Martínez González, quien se desempeñaba como comisario de la Región 2, señalados por el delincuente de darle protección para sus operaciones criminales.

‘El Cholo’ era líder de la llamada Nueva Plaza, grupo enemigo del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), cuyos integrantes lo aseguraron y, después de grabar un video, dejaron su cuerpo en una banca del centro de Tlaquepaque.

En el referido video, el líder delincuencial aseguró que el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, le brindaba apoyo y protección para atacar al CJNG.

La fiscalía de Jalisco turnó a la FGR el material para que se integre como medio de prueba para una investigación.

El delincuente fallecido reconoció haber dado la orden de la masacre de 11 trabajadores de la construcción, ocurrida en la colonia La Jauja, Tonalá, a finales de febrero, además se reconoció como autor de las muertes, cuyos cadáveres se han extraído de las narcofosas en Jalisco.

‘El Cholo’ es el artífice de la narcoguerra que vive Jalisco, desde el 10 de marzo de 2017, cuando en Puerto Vallarta asesinó a ‘El Colombiano’, cercano al líder del CJNG, Nemesio Oseguera Cervantes, ‘El Mencho’, y eso llevó la escisión de la Nueva Plaza, también llamado Cártel del 2, o Cártel de los Cholos.

Al separarse, el grupo ya contaba con el apoyo del Cártel de Sinaloa para apoderarse del trasiego de droga en Jalisco.

Días después se incrementaron las ejecuciones entre integrantes de ambos bandos. Como parte de la pugna entre los grupos delictivos, se cuenta la desaparición de los tres estudiantes de cine el 19 de marzo de 2018, ordenada por líderes del CJNG tras confundir a uno de los muchachos con un integrante de la Nueva Plaza.

En ese marco, el entonces gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, se pronunció durante la entrega de un cuartel militar en Tecalitlán: “Vienen días complicados, no les miento, la ola de violencia no se va a terminar”.

Desde que iniciaron las pugnas entre los cárteles y hasta 2020, se extrajeron mil 17 cadáveres de 94 fosas clandestinas localizadas en el área conurbada de Guadalajara. Los homicidios violentos en ese lapso fueron 9 mil 624.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button