La Última de Petróleo

Se estanca combate contra huachicoleo

Miguel Ensástigu
ORO NEGRO

El año pasado, integrantes del crimen organizado huachicolearon seis millones de barriles diarios de gasolina en promedio, lo que es suficiente para alimentar 21.2 millones de autos con tanques de combustible de 45 litros.

De acuerdo con una solicitud de transparencia hecha por El Sol de México a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, el robo de combustible fue similar al de 2019, incluso con la contingencia.

Los datos muestran que en 2020 existió una disminución en el monto promedio hurtado de marzo a junio, los meses más críticos por la pandemia, ya que el desvío pasó de cinco a tres millones de barriles diarios.

Sin embargo, para julio existió un repunte de cuatro millones de barriles y, desde septiembre pasado, el promedio desviado es de seis millones de barriles, según datos aportados por Petróleos Mexicanos a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

El combate al robo de hidrocarburos ha sido una de las principales promesas y objetivos del presidente Andrés Manuel López Obrador. En diciembre de 2018 anunció un plan para combatir este problema con la participación de las secretarías de Gobernación, Hacienda y Crédito Público, Energía, entre otras dependencias.

Esto generó a inicios de 2019 un desabasto de combustible en algunas regiones del país, como la Ciudad y Estado de México, Jalisco o Querétaro, porque mandó a cerrar válvulas de los poliductos de Pemex para evitar la ordeña.

El mandatario señalo que en administraciones pasadas el robo de hidrocarburos se permitía desde el interior de Pemex. En 2017, de acuerdo con López Obrador, el robo significó una pérdida de 60 mil millones de pesos, con un robo diario de casi 600 pipas con más de 15 mil litros cada una.

“Si pensamos en 600 pipas diarias, estamos hablando no sólo de huachicol y ordeña de ductos; estamos hablando de un plan con vinculación al interior del gobierno y que se apoya en un sistema de distribución de combustibles porque no es fácil distribuir y vender 600 pipas diarias”, detalló.

En los últimos meses, según la SSPC, los esfuerzos para prevenir la extracción o la distribución ilegal de hidrocarburos se focalizaron en los estados de Hidalgo, Jalisco, Veracruz, Querétaro, Tamaulipas, Guanajuato, Nuevo León, Puebla, Estado de México y Ciudad de México.

Así se fijó un mapa de riesgos para combatir el huachicol en puntos específicos como Tlahuelilpan, Hidalgo; Nextlalpan, Estado de México; y San Jerónimo Ocotitlán, Puebla.

De septiembre de 2019 a septiembre del año pasado, se registraron 616 tomas clandestinas y al menos 719 mil 585 litros de hidrocarburos, así como 76 personas detenidas, cuatro de ellas puestas en libertad y seis más fueron canalizadas a un juzgado cívico.

En noviembre, El Sol de México dio a conocer que la Secretaría de Marina destinará casi 23 millones de pesos para adquirir un equipo de drones y videovigilancia con el cual combatir el huachicol en Guanajuato, específicamente en un corredor que va de León a Los Paseos y pasa por Salamanca, Irapuato y Celaya, conocido como “El Triángulo de Guanajuato” o “El Triángulo de las Bermudas”. | El Sol de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button