La Última de Petróleo

Resolución de Nahle sobre Zama tumbará la compra de Deer Park: Octavio Romero


El cálculo del director de Pemex es que EU responderá en represalia por evitar que Talos tomara el control operativo del yacimiento.


Nadia Luna.- La resolución de Rocío Nahle sobre Zama, abrió un nuevo frente para Octavio Romero. Lejos de recibir con buen ánimo que Pemex tendrá el control operativo del yacimiento, para el directivo significará un tiro de gracia en la compra de la refinería de Deer Park, de Shell.

El pasado lunes, la Secretaría de Energía confirmó que Pemex tendrá el control de este yacimiento que estuvo por varios años en disputa con la petrolera Talos, que fue la firma que lo encontró, en el marco de la reforma energética, pero resultó convivir con un campo de la petrolera mexicana, lo que abrió una disputa sobre quién debería operarlo.

Cabe recordar que años atrás, la posibilidad de que el gobierno mexicano tomara el control del yacimiento ya había generado conflicto con el gobierno de Estados Unidos, luego de que la agencia Reuters trascendiera desde 2019 la intención del gobierno. Ante esta noticia hubo una reacción del Departamento de Estado de Estados Unidos, desde donde se consideró que el plan era “perturbador”.

Fuentes cercanas en la petrolera mexicana aseguraron a LPO que el directivo prevé que la resolución termine afectando el negocio de Deer Park, como una represalia por parte de Estados Unidos. Esto deteriora aún más la relación entre Romero Oropeza y Nahle. A recordar, en el primer encuentro entre la secretaria de Energía y el próximo secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, quedaron expuestos los reclamos de la funcionaria sobre Pemex por los retrasos en Dos Bocas, lo cual fue dado a conocer por esta redacción.

En cuanto a los temores de Romero Oropeza, vale recordar que en ese país ya surgieron voces en contra. A inicios de julio, el congresista republicano Brian Babin se manifestó en contra de esta operación pues afirmó que Pemex no tendría las condiciones para cumplir con los estándares regulatorios de Estados Unidos e incluso dijo que podría significar un riesgo industrial. Al respecto, el Presidente López Obrador afirmó que se trataría de convencer al legislador sobre este tema, pero confío en que se terminará la operación. Talos, por su parte, ya avisó que interpondrá acciones legales.

Santiago Arroyo, analista del sector, no descarta que este sea un tema de conflicto a nivel empresarial que abogaría primero por el diálogo para llegar a algún tipo de acuerdo. Aún así, consideró: “El Gobierno de Estados Unidos no podría interferir en una compra que corresponde a un privado, sin embargo, sí podría dificultar la operación a través de la normatividad medioambiental e interponer muchas trabas a Pemex”, señaló el experto. La Politica Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button