La Última de Petróleo

Refinerías Dos Bocas y Deer Park, una carga para Pemex: Moody’s


La calificadora señaló que Pemex continúa teniendo un flujo de caja negativo pese al alza en los precios del crudo.


Reuters.- Moody’s dijo este martes que las refinerías Deer Park, recién adquirida, y Dos Bocas, en proceso de construcción, se suman a la carga de gastos de capital de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y que generan dudosos retornos de inversión, además de riesgos de sobrecostos.

La calificadora señaló que Pemex continúa teniendo un flujo de caja negativo pese al alza en los precios del crudo y que su nota crediticia “Ba2” incluye el supuesto de un apoyo gubernamental “muy elevado” en caso de ser necesario.

Un objetivo clave de la agenda energética de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador es que Pemex aumente su capacidad de refinación para lograr la tan ansiada independencia energética.

En ese afán, el Gobierno está financiando la construcción de la nueva refinería Dos Bocas y recientemente anunció la adquisición del 50% restante en Deer Park, Texas.

“Deer Park y Dos Bocas se suman a la carga de gasto de capital de Pemex con dudosos retornos de inversión y riesgos de sobrecostos”, sostuvo Moody’s en un informe.

La calificadora agregó que espera que Dos Bocas terminé costando más de lo estipulado por funcionarios mexicanos y que su construcción podría acarrear retrasos, por lo que calificó el proyecto como “una carga” para Pemex que, en última instancia, requerirá más apoyo soberano para financiar la inversión.

Un objetivo clave de la agenda energética de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador es que Pemex aumente su capacidad de refinación para lograr la tan ansiada independencia energética.

En ese afán, el Gobierno está financiando la construcción de la nueva refinería Dos Bocas y recientemente anunció la adquisición del 50% restante en Deer Park, Texas.

“Deer Park y Dos Bocas se suman a la carga de gasto de capital de Pemex con dudosos retornos de inversión y riesgos de sobrecostos”, sostuvo Moody’s en un informe.

La calificadora agregó que espera que Dos Bocas terminé costando más de lo estipulado por funcionarios mexicanos y que su construcción podría acarrear retrasos, por lo que calificó el proyecto como “una carga” para Pemex que, en última instancia, requerirá más apoyo soberano para financiar la inversión. Fuente: Forbes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button