La Última de Petróleo

Pemex perdió presencia en el mercado de combustibles desde el sexenio pasado


Desde una perspectiva geopolítica esta dependencia representa un potencial riesgo para la seguridad energética nacional, por lo que Pemex desarrolla proyectos que le permitan incrementar su producción y reducir sus importaciones.


Petróleos Mexicanos (Pemex) ha perdido participación en el mercado de los hidrocarburos en el país, como resultado de la apertura a los particulares en actividades de importación y comercialización en el sector petrolero debido a la reforma energética instrumentada en el sexenio de Enrique Peña Nieto, revelan informes oficiales.

Al cierre de 2019 la participación de los particulares en el mercado de gasolinas se estimó en 9.9 por ciento y al cierre de 2020 se calcula que alcanzó 16.7 por ciento.

Por su parte, en los pasados cinco años Pemex perdió 28 por ciento de participación de mercado del diésel al pasar de 100 por ciento en 2016 a 72 por ciento en 2020. Al igual que en el caso de las gasolinas, para abastecer su demanda, Pemex recurre a la importación de diésel, mismas que en 2019 correspondieron a 61 por ciento de sus ventas totales y al cierre de 2020, Pemex importó 114 mil barriles diarios de una demanda total de 217 mil barriles por día.

A su vez, el mercado nacional de turbosina, determinado por el consumo del sector de transporte aéreo, en 2019 empezó a presentar el efecto de la participación de privados y las ventas internas de Pemex se ubicaron en 83 mil barriles diarios de una demanda nacional estimada de 86 mil a partir de datos de la Secretaría de Energía (Sener). Con estas ventas, la participación de Pemex correspondió prácticamente a 97 por ciento del mercado nacional.

Aun con la creciente presencia de terceros en el mercado nacional, Pemex mantiene la preponderancia en la industria nacional de hidrocarburos, ubicándose como el mayor productor en México de crudo y condensados y como el actor dominante en los mercados de gasolinas y diésel, destaca la petrolera en el Plan de Negocios 2021-2025.

El documento explica que la cercanía geográfica con el mercado estadunidense, que ofrece hidrocarburos a precios atractivos, ha incentivado el interés de empresas privadas para importar petrolíferos vía autos tanque y carros tanque, así como desarrollar proyectos de almacenamiento y transporte por ducto en México.

Aseguró que los mercados objetivos de estos proyectos son principalmente en las zonas centro y centro-occidente del país, regiones que concentran una parte importante de la demanda nacional.

Desde una perspectiva geopolítica esta dependencia representa un potencial riesgo para la seguridad energética nacional, por lo que Pemex desarrolla proyectos que le permitan incrementar su producción y reducir sus importaciones.

En 2020, 60 por ciento de la producción de combustóleo de Pemex se comercializó en mercados internacionales. Para incrementar la colocación en territorio nacional de combustóleo y con el apoyo de la Sener, Pemex promueve acuerdos con la Comisión Federal de Electricidad para su uso, que incluyen la sustitución de carbón por combustóleo en sus centrales carboeléctricas, lo que traería algunos beneficios ambientales. La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button