La Última de Petróleo

Pemex no tiene capacidad para operar Zama: IP de EU


La comunidad empresarial estadounidense aglutinada en la American Society of Mexico exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador cambiar la decisión de la Secretaría de Energía


La comunidad empresarial estadounidense aglutinada en la American Society of Mexico exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador cambiar la decisión de la Secretaría de Energía de haber adjudicado la operación del yacimiento petrolero Zama a Petróleos Mexicanos (Pemex), ya que advirtió que la empresa estatal no tiene la capacidad ni la infraestructura para trabajarlo y quedaría abandonado; por tanto sería una “gran pérdida para México” y una señal inequívoca de falta de certeza jurídica hacia los inversionistas del mundo.

Larry Rubin, presidente de la American Society of Mexico, dijo que resulta sano regresar la operación a la empresa texana Talos Energy para seguir en el yacimiento, puesto que “de hacerlo solo Petróleos Mexicanos (Pemex), ese proyecto de Zama quedaría solo a mediano plazo y sería una pérdida para la competitividad de México, no sólo para Talos que decidió apostarle al país, sino que sería una gran perdida para el país. Pensamos en México se respetará la soberanía”.

En conferencia de prensa virtual, el también embajador de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) con Estados Unidos expresó que con las modificaciones recientes a las reglas de comercio exterior, “México no debe retroceder sino ir adelante” en materia energética.

Sentenció que uno de los afectos adversos de sacar a Talos del yacimiento es que se encarecerán los precios al consumidor, porque Pemex carecerá de capacidad e infraestructura para operar a Zama.

“Creemos que los inversionistas americanos están para generar empleos y oportunidad para las mipymes, por eso queremos un marco jurídico estable y que respete la libre empresa y la generación de oportunidades en México”, lanzó Rubin.

“A parte de los cientos de millones de dólares que esta empresa genera, creemos que lo que mas se retrasaría seria la recuperación de México, en gran medida es una señal clara de los inversionistas, por eso creemos que la mejor manera es trabajar de la mano en proyectos que no se pueden desarrollar solos, porque Pemex no tiene la infraestructura, ni capacidad y ni financiamiento necesario para hacerlo”, comentó sobre el impacto de que Talos deje de operar.

Lilia González/El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button