La Última de Petróleo

Pemex le queda a deber pago de utilidades a trabajadores de filiales


El plazo acordado por la petrolera era en mayo y no se hicieron a los trabajadores de Petróleos Mexicanos Internacional y Mex Gas


Petróleos Mexicanos (Pemex) no cumplió con una fecha límite para pagar utilidades a sus comerciantes, menos de un año después de pedirles que devolvieran un pago anterior, según personas con conocimiento de la situación.

Los pagos adeudados en mayo no se hicieron a los trabajadores de las unidades comerciales de gasóleo y gas licuado de petróleo PMI y Mex Gas de la empresa estatal mexicana de petróleo, según correos de la compañía vista por Bloomberg y las personas que pidieron no ser identificadas porque no estaban autorizados para discutirlo en público.

Pemex ha visto disminuir sus ganancias bajo una carga fiscal sobredimensionada, una deuda de casi 114 mil millones de dólares y una producción de petróleo en declive, que ha caído cada año durante la última década y media. Pero algunas de sus afiliadas son rentables porque brindan servicios a la matriz a precios competitivos.

Los empleados de la rama de comercialización de petróleo de Pemex, Petróleos Mexicanos Internacional (PMI), tenían derecho a unos 50 mil dólares en total, según las ganancias que obtuvo la unidad en 2020, dijeron dos de las personas.

La fecha límite incumplida sigue a un intento de Pemex el año pasado de recuperar las utilidades de los operadores de PMI, a quienes se les pidió que devolvieran los pagos en función de las ganancias de 2019 para ayudar a la compañía a cubrir un déficit presupuestario.

Un representante de Pemex no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

En México, el pago de utilidades es un derecho constitucional y las empresas que no cumplen pueden enfrentar multas de la Secretaría de Trabajo de hasta 448 mil 100 pesos, según Jacqueline Álvarez Velázquez, abogada laboral de Ernst & Young en la Ciudad de México.

Las empresas en México que no obtienen utilidades no están obligadas a pagar el bono, así como las empresas que se encuentran exentas del mismo en virtud del artículo 126 de la Ley Federal del Trabajo. Pemex, por ejemplo, no está obligada a pagar a sus empleados utilidades, pero algunas de sus empresas afiliadas sí lo están.

El Gobierno ha tratado de frenar la participación en las utilidades de México poniendo un tope a la cantidad que las empresas están obligadas a pagar a los trabajadores, en un nuevo proyecto de ley aprobado en abril que limita a los empleados subcontratados.

En noviembre del año pasado, la gerencia de Pemex les pidió a los empleados de PMI que devolvieran casi 1 millón de dólares en bonos que recibieron en mayo. Pero la empresa luego dio marcha atrás y les dijo a los trabajadores que la devolución de sus bonificaciones era voluntaria.

Los trabajadores se quejaron de haber sido presionados para devolver las utilidades incluso después de que los funcionarios de la empresa dijeron que ya no era necesario. Fuente: El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button