Especiales

Pemex desperdicia 1,854 MDD al día en quema de gas natural; el máximo en una década


El desperdicio en el desarrollo de campos de hidrocarburos es cinco veces el estándar internacional y durante el primer trimestre del año tuvo un valor de casi 170 millones de dólares; venteo refleja un déficit de inversión en equipo para aprovechar mejor el recurs


El desperdicio de gas natural en el desarrollo de campos de hidrocarburos en el país tocó el máximo de cuando menos una década durante el primer trimestre, con un equivalente de 11% de la extracción, es decir, un volumen de 520.8 millones de pies cúbicos diarios en el promedio del último dato disponible, de lo que 99% corresponde a Petróleos Mexicanos (Pemex) en sus asignaciones, desaprovechamiento que tiene un valor de 1.854 millones de dólares por día, mientras el país importa el 73% del gas que se distribuye.

Mientras que México importó un valor acumulado de más de 3,000 millones de dólares de gas natural en el primer tercio del año, la quema y ventilación de este hidrocarburo asociado al crudo en mecheros de los yacimientos y plataformas productoras llegó a su nivel máximo histórico, con lo que el promedio nacional de aprovechamiento ha caído a 89% de la producción –que es también el nivel mínimo desde que se comenzó a medir este desperdicio– con lo que se desaprovecharon 166.889 millones de dólares en este periodo, que es el último dato disponible del gobierno. 

Este valor promedio diario de desperdicio aumentó 113% en comparación con el año anterior, en que en promedio se desperdició en volumen de gas quemado o venteado por un monto de 870,000 dólares diarios. Sin embargo, el precio spot de este hidrocarburo cayó 87% en el mismo lapso, pasando de 1.9 a 3.56 dólares por millón de BTU, o miles de dólares por millón de pie cúbico. 

En el comparativo anual, el volumen de la producción nacional de gas se redujo en 2.2%, cayendo a 4,836 millones de pies cúbicos al día; por parte de las asignaciones de Petróleos Mexicanos, la producción se redujo en 1.8%, llegando a 4,613 millones de pies cúbicos, mientras que la producción de los contratos cayó 9.8%, llegando a 222 millones de pies cúbicos al día. 

Pero a pesar de estas caídas, y de que la de crudo se redujo en 3.7% de un año a otro, la quema y venteo de gas aumentaron, en 14.1% anual a nivel nacional, sumando 520.8 millones de pies cúbicos al día, mientras que la de las asignaciones de Pemex subió 14.8%, para llegar a un volumen de 516 millones de pies cúbicos al día, aunque la de los contratos, operados por privados en su mayoría con excepción de Ek Balam en aguas someras de Pemex, cayó en 36%, situándose en 3.9 millones de pies cúbicos diarios. 

Esto significa que 11.2% del gas que se produce se quema o ventea en el promedio nacional del último indicador disponible; en el caso de las asignaciones de Pemex, el desperdicio llegó a 10.8%, y en los contratos la quema y venteo es de 1.8%. Hasta los últimos ordenamientos públicos de esta actividad, en 2018 la quema y venteo podía ser de un máximo 2% de la producción en aguas someras, y menor en campos terrestres. La práctica internacional también se ubica en este nivel, según la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).  

De acuerdo con el analista del sector energético, Arturo Carranza, el aumento de la quema y el venteo de gas a la atmósfera está relacionado con retrasos en la instalación de equipos para aprovechar este combustible. Estos problemas se dan en un contexto en el que la compañía estatal, Pemex,  instrumenta un ambicioso plan para desarrollar nuevos campos, ubicados muchos de ellos en tierra. 

“Al tratarse de nuevos campos, se requiere de la instalación de equipos que permitan aprovechar el gas en los mismos procesos operativos al tiempo en que se evita que la quema o el venteo del mismo”, explicó el experto, “es, en esta coyuntura, que el retraso  en la instalación de la infraestructura en estos nuevos campos, tiene estas implicaciones”. 

Cabe recordar que en el primer trimestre del 2011, este volumen de desperdicio era de únicamente 4% en el total nacional y cuando el precio spot de referencia en la región era de 4.5 dólares por millón de BTU, el monto que se desperdició fue de 1.102 millones de dólares diarios en el mismo lapso.  

En una década, la producción nacional de gas natural se ha reducido en 29%, mientras que las asignaciones tuvieron una reducción de 32%, luego de que los contratos iniciaron producción en 2016. Y a pesar de estas reducciones, la quema de gas en volumen en los últimos 10 años aumentó 92% a nivel nacional y 90.6% en las asignaciones. Fuente: El Economista

Archivado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button