La Última de Petróleo

Pemex consigue en junio mayor producción de crudo desde septiembre del 2018


La cifra, que incluye los condensados, refleja un avance marginal, pero suficiente para volver a equipararse a los registros observados previo a la irrupción del Covid-19


Durante julio pasado, la producción de crudo de Petróleos Mexicanos (Pemex) y sus socios más condensados, se ubicó en 1.772 millones de barriles diarios, volumen que creció marginalmente un 0.2% o 13,000 barriles diarios en un mes, pero le alcanzó a la estatal para conseguir su nivel de producción más alto desde septiembre del 2018.

En términos anuales, la producción de Pemex con socios de crudo y condensados tuvo un importante incremento de 7.5% o 125,000 barriles diarios, luego de que el séptimo mes del año pasado comenzó la recuperación luego del acuerdo de los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y no afiliados (OPEP) en la que durante tres meses la estatal mexicana participó con un recorte de 100,000 barriles diarios con el fin de poner freno al descenso de precios provocado por la sobre oferta generada por Arabia y Rusia. 

En lo que respecta a la producción únicamente de crudo de Pemex y sus socios, ésta ascendió a 1.701 millones de barriles diarios, con un incremento mensual de 0.17% además de que en términos anuales aumentó 6.6 por ciento. 

A la vez, la producción de condensados, que son líquidos combustibles que se pueden encontrar en los yacimientos de crudo y que cuentan con gran valor por sus múltiples usos petroquímicos (por lo que a partir del desarrollo del mayor campo terrestre que ha encontrado Pemex en 25 años: Ixachi, con altos niveles de condensados se comenzó su reporte) llegó a 71,000 barriles por día, con un aumento mensual de 1,000 barriles diarios, pero con un incremento de 19,000 barriles diarios en comparación con julio del 2020. 

Así, sin los socios con los que cuenta Pemex que son producto de las migraciones de contratos del régimen anterior a la reforma energética o de concursos coordinados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) a manera de farmout, pero sumando los condensados, Pemex reportó en julio un volumen de 1.751 millones de barriles diarios, un incremento de 0.28% o 5,000 barriles diarios en un mes, aunque en el comparativo anual el incremento fue de 7.5% o 123,000 barriles diarios. 

Ku Maloob Zaap

Como desde hace cinco décadas, la producción petrolera de las regiones marinas fue la de mayor aportación al total nacional, con un volumen de 1.354 millones de barriles diarios, que representan el 79.6% de la extracción de crudo en julio. 

De este volumen, alrededor de 55% correspondería al mayor activo que tiene Pemex ubicado en la Sonda de Campeche: Ku Maloob Zaap, que el mes anterior reportó 723,408 barriles diarios. Sin embargo, el domingo pasado se suscitó un incendio en la plataforma E Ku Alfa de este activo, en el que además del fallecimiento de cinco trabajadores y dos desaparecidos hasta la noche de este martes, salieron de operación 125 pozos con lo que disminuyó en un inicio un volumen de 441,000 barriles por día de la producción de Ku Malooob Zaap, que irá reactivándose poco a poco, por lo que las cifras de agosto mostrarán caídas importantes en la producción de crudo nacional. 

La producción de las regiones marinas, de 1.354 millones de barriles diarios, bajó ligeramente 0.66% en un mes en julio, aunque en términos anuales aumentó 4.3 por ciento. 

La región terrestre Sur tuvo una producción de 274,000 barriles por día, con un aumento de 12,000 barriles diarios en un mes, mientras que en un año aumentó 55,000 barriles diarios. 

Y la región terrestre Norte, donde se ubican algunos de los socios de Pemex, tuvo un aumento productivo de 1,000 barriles diarios en un mes para llegar a 73,000 barriles por día en julio, pero disminuyó desde 77,000 barriles por día que se reportaron en el mismo mes del 2020. 

Por tipo de crudo, la mayor producción fue de crudo pesado, que ascendió a 1.031 millones de barriles por día, con una reducción de 3,000 barriles diarios en un mes, aunque mostró un incremento de 24,000 barriles diarios en comparación con el mismo mes del año pasado. 

La extracción de crudo ligero fue de 540,000 barriles por día, volumen similar al que reportó Pemex en junio de este año, mientras que en términos anuales aumentó en 22% o 98,000 barriles diarios adicionales. 

Finalmente, la producción de crudo súper ligero fue de 131,000 barriles diarios, con un aumento de 7,000 barriles por día en un mes, que significan un crecimiento de 5.6 por ciento. En términos anuales, la producción de este tipo de crudo cayó en 9.6%, ya que en el séptimo mes del 2020 se reportaron 145,000 barriles por día, volumen superior en 14,000 barriles diarios al del mismo mes de este año. Karol García / El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button