La Última de Petróleo

Pemex ajusta dos años con subejercicios récord

KAROL GARCÍA
ORO NEGRO

En medio de la que denominó la peor crisis de su historia que fue la operación acumulada del 2020 luego de la reducción en la demanda de petróleo y derivados por la contingencia de movilidad del Covid-19 y la caída sin precedentes de precios, Petróleos Mexicanos (Pemex) mantuvo sus niveles de subejercicio presupuestario de esta administración, que el año pasado fue de casi la cuarta parte de los montos programados por la federación para sus actividades.

Según sus propios reportes, de una inversión programada de 305,000 millones de pesos, la estatal cerró el año con un ejercicio de 234,000 millones de pesos. Esto significó que ejerció únicamente el 76.7% de su presupuesto programado, con lo que el subejercicio de recursos para todas sus actividades se elevó a 23.3% de sus recursos, siendo este nivel el segundo más bajo desde el 2010.

Lo anterior fue una práctica que de hecho inició el año anterior, el primero de la presente administración, en que de una inversión programada de 273,000 millones de pesos, cerró el 2019 con un ejercicio de 201,500 millones de pesos. Esto implica el ejercicio de 73.8% de su gasto para inversión y por tanto un subejercicio de 26.2%, el mayor de toda la década.  

El analista del sector energético, Ramsés Pech, explicó a El Economista que el subejercicio significa dos cosas: que no llegaron a tiempo los recursos o que las obras no se ejecutaron en los plazos previstos. Lo anterior implica principalmente problemas de gestión administrativa y de planeación de toda la empresa.

La problemática de subejercicios afecta a una empresa del tamaño de la petrolera mexicana en múltiples aspectos de los cuales destaca la necesidad de adquisición de deuda para solventar compromisos, mientras el aparato burocrático y la dependencia de las finanzas nacionales mantiene atados sus recursos, además de aspectos como la transparencia presupuestaria nacional.

“Si a Pemex le prestara cada año un banco y subejerciera su línea de crédito, ésta debería disminuir porque no se está utilizando ese crédito. Así sucedería entonces con el presupuesto, hay un remanente, al no gastar todo el dinero que dijo que gastaría para cumplir sus metas”, aseguró.

Por filiales

En lo que respecta a la inversión ejercida por las distintas filiales de Pemex, el reporte del 2020 indica que el mayor subejercicio se ejecutó en el Corporativo de la empresa. En este ramo, de la inversión modificada de 400 millones de pesos, se ejercieron 200, es decir, el 50 por ciento. 

Sin embargo, resalta que en las subsidiarias donde sí es necesaria la inversión física para la subsistencia de Pemex, los subejercicios se mantuvieron altos, incluso por encima del promedio de toda la empresa. Tal fue el caso de la mayor empresa de Pemex, Exploración y Producción, donde el subejercicio se elevó a 21.3% de los 229,400 millones de pesos autorizados y modificados como inversión para el 2020. 

A pesar de que el plan del gobierno tiene como una de sus bases el restablecimiento del sistema nacional de refinación, la subsidiaria Transformación Industrial tuvo un subejercicio de 32.5% de los 69,500 millones de pesos proyectados como inversión. El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button