La RegiónTabasco

Ojeda entra de suspirante y excluye a Jaime Lastra


Dos elementos marcan la ruta de suspirantes al gobierno estatal en 2024: austeridad republicana y fortalecimiento del patrimonio nacional


Samuel L. Soto Giles | Por que la carrera por la sucesión tanto presidencial como gubernamental está adelantada, el Informe de Gobierno 2021 que rendirá el todavía gobernador interino hasta el 31 de diciembre de este año, Carlos Merino Campos, servirá de pasarela de los aspirantes, de aplausómetro.

Este handicap estatal de aspirantes está acotada, cuando menos por dos actos recientes: la renuncia de Santiago Nieto a la UIF por lo que llaman escandalosa boda y la trágica salida del escenario político de Evaristo Hernández Cruz, quien fuera llamado “el mejor presidente municipal de Centro”, por el entonces gobernador Adán López Hernández

Aunque la justificación de Nieto Castillo lo impulsa en su carrera política, el quiebre es irreversible “Antes de que pudiera afectarse al proyecto, por las críticas derivadas de actos de terceros relacionados con un evento personal y transparente, preferí presentar mi renuncia como titular de la #UIF. Mi lealtad es con el Presidente @lopezobrador. Mi amor para @C_Humphrey_J.”.

Aparte de los lujos de la boda, celebrada en Guatemala el fin de semana pasado, de Santiago Nieto y Carla Humphrey, destacan dos peculiaridades,

Que una de las invitadas Paola Félix, secretaria de Turismo de la Ciudad de México, había sido detenida con dólares no declarados en un jet privado, y que esa aeronave le fue rentada por el presidente del periódico El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz, quien también era el dueño del dinero.

Durante conferencia matutina del lunes, el presidente López Obrador criticó que el entonces titular de la UIF haya sobrepasado la austeridad y responsabilidad como servidor público al convivir con empresarios y otros políticos.

“Hay que recomendarles a los servidores públicos que actúen con moderación, con austeridad y que sigan el ejemplo de (Benito) Juárez que decía que el servidor público debía aprender a vivir en la justa medianía”, consideró el mandatario federal.

“Creo que no es correcto porque el servidor público tiene que evitar ese tipo de situaciones. Yo por eso no voy a eventos sociales, fui invitado pero yo no puedo porque tengo muchas ocupaciones y además no acostumbro a hacerlo”, dijo López Obrador.

La otra línea, que si da línea, fue la pretensión del exalcalde de Centro, Evaristo Hernández Cruz, de hacer el negocio de su vida con la venta del Palacio Municipal, y más que el edificio, el predio, para convertirlo en zona comercial.

Desde ahí Hernández Cruz ya no tuvo acceso a programas federales, o no supo o quiso gestionar recursos para la rehabilitación de potabilizadoras y bacheo.

Así que la carrera por la gubernatura está delimitada por la austeridad republicana y el fortalecimiento del patrimonio nacional.

En este esquema, Octavio Romero Oropeza continúa siendo el aspirante a vencer, le sigue Javier May Rodríguez, está presente Mónica Fernández Balboa, ha tomado su carril Manuel Rodríguez González, con cargos en el gobierno federal, aunque recientemente, Raúl Ojeda que se asume como vigilante de los principios morenistas mencionó además de Octavio, Javier y Mónica, al director del INSABI, Juan Ferrer Aguilar, seguramente con el grupo con el que hace alianzas.

Con ese redestape acumulado, Raúl Ojeda Zubieta también da pasos en esta competencia y sale a la ofensiva, dando empujones.

“A mí me parece un despropósito que, en una transición como la que estamos viviendo, ande enloquecida la gente. Yo soy de la idea que, cuando pase esta calentura temprana, entonces le podemos entrar todos los que hemos estado inmersos en este movimiento desde hace mucho tiempo”, ha dicho.

Ojeda Zubieta lamentó la incorporación de políticos que llegaron de movimientos antagónicos, como Juan Carlos Castillejos y Juan Molina Becerra quienes, desde el PRI, fueron críticos con quienes encabezan el proyecto de la Cuarta Transformación.

“La historia de Juan Carlos se conoce, el pasado está bien, pero me brincó un artículo que decía que ´toda la vida AMLO ha sido así. Si las cosas no salen como él quiere, le sale el rostro de la intolerancia, por eso, cuando era aún niño, al enojarse con su hermano José Ramón, tomó la escopeta y le disparó´. Eso no se vale”, reclamó Ojeda.

De Juan Molina Becerra, dijo, sorprendido, que le ha tocado ser el secretario de Acción Electoral del PRI, dándonos palos. Me apena porque no es un mal tipo. Lo reciben con honores en Tabasco. ¡En la madre! Pues, ¿dónde estamos?”.

Envuelto en el lenguaje diplomático, recurriendo a la ignorancia dio más empujones para dejar fuera de los carriles a José Antonio de la Vega, Jaime Lastra y Enrique Priego: “No he sabido que ninguno de los tres esté buscando la gubernatura”.

A la actitud de Oscar Cantón Zetina con Lorenzo Córdova, la desestimó, al decir que lo cortés no quita lo valiente, “pero cada uno actúa como le enseñaron”.

El que va asomando en este grupo de aspirantes es Baldemar Hernández Márquez, compañero de López Obrador desde el Instituto Nacional Indigenista.

Hernández Márquez como titular de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, FND, tiene el compromiso de fortalecer la dispersión de créditos a los pequeños productores para impulsar el desarrollo económico y social de las comunidades y micro regiones.

Se ha desempeñado como Director General en la Secretaría Técnica del Gabinete en la Presidencia de la República; Titular de la Unidad de Administración y Finanzas en la Secretaría de Bienestar; y Secretario de Desarrollo Económico en el gobierno de Tabasco.

El titular de la FND es Doctor en Ciencias Políticas y Sociales; Maestro en Ciencias con Especialidad en Economía Agrícola y Licenciado en Economía.

En la Administración Pública, se desempeñó como Secretario de Desarrollo Económico en el Gobierno de Tabasco; Presidente Municipal de Jalpa de Méndez, Tabasco; Subdirector Coordinador del Centro Indigenista Chontal, del Instituto Nacional Indigenista; y titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Bienestar.

Es profesor e investigador en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) y en el Colegio Superior de Agricultura Tropical, en el estado de Tabasco.

De entre sus libros destacan; “Centros Integradores de Tabasco: Una Experiencia de Integración Territorial”; “Potencialidades de Desarrollo, Políticas Públicas y Desarrollo Territorial Sustentable”; “Nociones Elementales de Moneda y Banca”; y “Etnia, Pobreza y Marginación”, entre otros.

Como en política la línea no es recta, ni dos más dos no siempre son cuatro, resultado que justifica la teoría matemática del juego, también ya camina
Fernando Mayans Canabal, quien desde el PRD descalificó a los priistas que sumaba Morena, partido al que de última hora saltó.

También se ha apuntado Jaime Lastra Bastar, que de aplicarse los dos preceptos que van marcando la política nacional, perdería bonos, si no es que ya esté descartado, al sumar a su equipo de proselitismo a Juan Molina Becerra, el mapache priista que a Manuel Andrade Díaz, le dijo irónicamente en 1996: “se nos pasó la mano”, cuando recuperaron las alcaldías que tenía el PRD.

Ya es común el comentario de que cuando Molina Becerra estuvo en CIMADES, corrompió a los dirigentes que reclamaban indemnización por daños de la producción petrolera: que tienes dinero en efectivo, un depósito o cárcel y presume que a un columnista lo convenció de que una hoja bod tamaño carta blanca, “es negra”.

Las expectativas de Yolanda Osuna Huerta para convertirse en “gobernable”, han caído prácticamente a cero, el color del agua y la solicitud del empréstito la tienen empantanada y solo la puede levantar el presidente López Obrador con programas federales. Evaristo Hernández le entregó un Ayuntamiento en quiebra. Oro Negro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button