La Última de Petróleo

Nuevas restricciones de Nahle al sector privado incrementan la percepción de riesgo sobre México

REDACCIÓN
ORO NEGRO

La Secretaría de Energía (Sener) avanza en la ruta por ganar control en el mercado gasolinero, a pesar de las advertencias desde el mercado sobre los impactos económicos de esta estrategia, en tanto que Pemex sigue sin ganar terreno. La última decisión de limitar los permisos de exportación e importación de combustibles para privados ya repercute negativamente en la percepción del mercado.

Este fin de semana, la dependencia que encabeza Nahle decidió acortar en 15 años los permisos a privados, pues la vigencia de estos ya no será por 20 años: ahora solo serán por cinco, de acuerdo con la publicación hecha en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

El documento indica que “las actividades de la Sener en materia de otorgamiento y supervisión de los permisos previos de importación y exportación de petrolíferos e hidrocarburos se orientarán con base en los objetivos de la política pública en materia energética, incluyendo los de seguridad energética del país”.

La resolución ocurre en un contexto en que han surgido fuertes diferencias entre la política energética de la 4T y los privados, particularmente lo referente al comercio de combustibles. En esta línea, la propia Cofece ha lanzado alertas de que la intención de Nahle por frenar permisos gasolineros será un golpe duro al mercado y, por ende, afectará a la economía, que en momentos de crisis económica, resulta aún más preocupante.

En opinión de Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base, esta decisión ya se ve impactado en el mercado cambiario, pues esta mañana de lunes, la divisa mexicana mostró una depreciación de 0.18%, al cotizar en 19.90 pesos frente al dólar.

La especialista explicó que el peso se ubicó como una de las divisas más depreciadas al arranque de la jornada, lo que se relaciona con una mayor percepción de riesgo sobre el país, eso, tras darse a conocer la decisión de Sener. “Esta reducción (en los permisos) tendrá un efecto negativo sobre la inversión en el país y, por lo tanto, sobre el ritmo de recuperación de la economía”, coincidió con el regulador económico.

El director de Pemex, Octavio Romero, y el Presidente, Andrés Manuel López Obrador

Desde hace meses, el mercado ha alertado sobre las distintas acciones que este gobierno ha emprendido para tomar el control de los permisos gasolineros y posicionar con mayor fuerza a Pemex. Cabe recordar que el pasado junio, un fuerte recorte de personal en la Comisión Reguladora de Energía (CRE) llamó la atención porque éste se concentró en el área de petrolíferos, que es el área donde se otorgan los permisos de almacenamiento, comercialización, estaciones de servicio e importación.

En Pemex, también ha trascendido la discusión por quitar la regulación asimétrica en el sector, advirtiendo que la petrolera productiva del Estado ha perdido terreno en el mercado, tal como reflejan sus ventas, esta propuesta, bajo la óptica de que la competencia ha debilitado a Pemex.

Para analistas como Gonzalo Monroy, la crítica proviene de que las propuestas no alientan la participación del mercado, sino el mero control: “Lo ven como si le mercado fuera una cosa que hay que disputársela, y no que pueda crecer o achicarse. Por ende, se vuelve una lucha por la participación de mercado, pero no buscan realmente ser más eficientes”.

Y a pesar de todos estos esfuerzos, señala el analista, los resultados han sido nulos, pues entre 2018 y 2020 Pemex ha perdido estaciones de servicio a un ritmo de 15% anual, ya que los distribuidores están prefiriendo otras marcas. La Política On Line

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button