La Última de Petróleo

Nueva explosión de Pemex evidencia riesgo de modelo fósil: activistas


Pese a que hasta el momento no hubo fallecidos ni personas lesionadas en el incidente cera de la plataforma del activo Ku-Maloob-Zaap, falta dimensionar la afectación al ecosistema marino, alertó Greenpeace.


Si bien Petróleos Mexicanos (Pemex) controló el incendio a 150 metros de la plataforma satélite KU-C, localizada en la Sonda de Campeche dentro del Activo Ku-Maloob-Zaap y que no hubo personas lesionadas, demuestra los graves riesgos que implica tanto para el medio ambiente, como para la seguridad de las personas, el modelo de combustibles fósiles en México, aseveraron ambientalistas de talla global.

“El accidente ocurrido se debió, según la información disponible, a que una válvula de una línea submarina a 78 metros de profundidad, reventó, lo que generó la explosión y el fuego. Como parte del modelo extractivista de combustibles fósiles, estos son los riesgos que enfrentamos a diario y que llaman a cambiar ya el modelo energético, como lo hemos demandado desde Greenpeace”, aseguró Gustavo Ampugnani, director ejecutivo de Greenpeace México.

El experto explicó que este accidente ocurrido en el circuito perteneciente al llamado Activo Integral de Producción Ku Maloob Zaap de Petróleos Mexicanos, es un claro ejemplo de que el modelo de producción de energía basado en combustibles fósiles, es inoperante y de graves riesgos para el medio ambiente, pues después de controlado el incendio, habrá que ver de qué dimensiones fue la afectación al ecosistema marino de los alrededores.

Greenpeace México recordó que de acuerdo con la información de Petróleos Mexicanos (Pemex), en este complejo se producen 63,000 barriles diarios de crudo y hasta 288 millones de pies cúbicos de gas, lo que representa un extremo riesgo para los accidentes. “Si bien por fortuna no se reportan (hasta ahora) lesionados o muertes qué lamentar, sí es un hecho que las instalaciones petroleras en cualquier parte del mundo implican riesgos de accidentes graves con consecuencias medioambientales de gran escala, como en este caso”, aseveró la organización ambientalista.

Así, Greenpeace llamó a cambiar el modelo fósil, por uno donde las energías renovables sean la base para generar la energía que el país necesita y que no implican riesgos al medio ambiente, aunque se debe de cuidar siempre que se respeten los derechos humanos de las comunidades y se garanticen los derechos al medio ambiente sano y a la salud de todas las personas.A su vez la activista climática sueca Greta Thunberg posteó un video del incendio, llamando a revisar el modelo energético que se está heredando a las nuevas generaciones.

“Mientras tanto, las personas en el poder se llaman a sí mismas ‘líderes climáticos’ mientras abren nuevos campos petroleros, ductos y plantas energéticas impulsadas con carbón —otorgando nuevas licencias petroleras para la exploración de futuros lugares de excavación”, dijo “éste es el mundo que nos están dejando”.

El viernes a las 05:15 horas se registró una fuga de gas en el ducto submarino de 12 pulgadas y la presencia de fuego en el mar, a 150 metros de la plataforma satélite KU-C, adscrito a la Subdirección de Producción Región Marina Noreste de Pemec Exploración y Producción, reportó la petrolera del Estado.

Un día antes, el miembro de la Cámara de Representantes estadounidense, Brian Babin, urgió al Comité de Inversiones Foráneas de su país (CFIUS, por su sigla en inglés) a iniciar una revisión integral de la posible compra de Petróleos Mexicanos (Pemex) a Shell de la mitad de la refinería de Deer Park en Texas, argumentando que Pemex no cuenta con protocolos de seguridad suficientes para operar esa instalación.

Últimos accidentes de Pemex

Entre los incidentes más relevantes de la presente administración en infraestructura de Petróleos Mexicanos destacan:

  • Enero de 2019: apenas al arrancar el sexenio, al menos 93 personas murieron y otras 46 fueron hospitalizados tras la explosión en una toma clandestina de combustible en un ducto de la petrolera estatal mexicana.
  • El 27 de septiembre de 2019: un elevador de la Torre de Pemex se soltó cuando estaba en funcionamiento lo que dejó como saldo inicial de cuatro heridos, entre ellos una mujer gravemente herida.
  • El año pasado, el terreno donde se construye la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco, se inundó el 3 de noviembre a consecuencia de las torrenciales lluvias que azotan la región desde el 30 de octubre y de acuerdo con Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil, ha afectado a más de 73,000 personas de ocho municipios de Tabasco y provocado la muerte de una persona.
  • Protección Civil de Nuevo León informó en diciembre del 2020 que se registraron dos explosiones por acumulación de gas en la Refinería de Cadereyta. Hubo cinco personas con lesiones.
  • El 31 de diciembre del año pasado, Pemex reportó la explosión de un oleogasoducto ubicado frente a la Terminal Marítima Dos Bocas, Tabasco, por una fuga de combustible. No hubo lesionados. Karol García/El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button