CampecheLa Región

Medios y partidos al servicio de ‘Alito’, denuncia Layda Sansores

Daniel Sánchez
ORO NEGRO

HOPELCHÉN.- Desde la región de Los Chenes, Layda Sansores San Román aseguró que hoy, “Alito” mueve los hilos, tiene a todos los medios de comunicación y a todos los partidos políticos a su servicio, y señaló que el gobierno del estado, con el sustituto Carlos Miguel Aysa González, es una repugnante “madriguera de ratas”.

La precandidata de Morena a la gubernatura afirmó que “las ratas se comen el alimento, pero también terminan por hacer fuego e infestar la vida de los pueblos”, en este caso a los jóvenes, a quienes van a venir a convencer con “espejitos”, “pero algo les está saliendo mal, están desesperados, amenazan, porque el corazón de los morenos es libre y con nosotros no podrá”.

“Ya son 92 años del PRI, sin avances y sí con retrocesos, ya hay que oxigenar la casa”, indicó.

“Nosotros no nos vendimos, ni nos rendimos, ya vendrán a “regalarles” rotoplas, gallinitas y otras cosas, a cambio de su voto y para que ellos sigan teniendo mansiones y lujos”, alertó.

Sansores San Román demandó a líderes y dirigentes no dejarse engañar con pan para hoy y hambre para mañana, como ha ocurrido siempre.

Pidió resistir, no vender su voto, porque con ello se vende la dignidad y el futuro de nuestros hijos.

“Les traerán despensitas, agárrenlas, pero no las coman, porque son como las manzanas envenenadas del cuento de Blancanieves, que además, compran con el dinero que roban al pueblo”, insistió.

Aquí, la coordinadora estatal en defensa de la Cuarta Transformación expresó su indignación, por la pobreza, el dolor, la tristeza y la rabia de estos pueblos, “que siguen igual que hace décadas, en el olvido”.

Recordó sus 23 años de lucha, “sin tirar la toalla”, en los que ha estado Hopelchén, pero lamentó que a pesar de tanta riqueza, sigue habiendo pobreza.

“¿Por qué siguen igual, como si el tiempo no hubiera pasado?”, cuestionó.

Refirió que hoy la esperanza son los jóvenes, con su rebeldía y su decisión de generar un cambio en beneficio de México y Campeche.

“Estamos viendo la cima para instaurar la 4T, y estaremos juntos en las buenas, como hemos estado en las malas”, subrayó.

“La pobreza no es una condena”

En Ukum, Layda Sansores manifestó que la miseria, el abandono e indiferencia de muchos años se acabará con la llegada de la Cuarta Transformación.

“La pobreza no es una condena, aunque en estadísticas aparezca que esta región de Campeche es de las más pobres del mundo”, agregó.

Se comprometió a ir, pueblo por pueblo, para escuchar sus problemas y necesidades y, juntos, resolverlos, porque nadie puede solo. No es magia, hay que ir unidos, apuntó.

“Hay que poner las bases para que los jóvenes de ahora tomen la estafeta, para que se defiendan y los poderosos dejen de lucrar con el hambre de los pueblos. Por ello hay que trabajar, para que la escolaridad de Ukum, por ejemplo, no sea de sexto grado y se llegue a nivel universitario”, abundó.

Los exhortó a no rendirse cuando lleguen los perversos a querer comprarles su voto. “No caigan en el engaño una y otra vez, no vendan su dignidad, porque luego se van y no regresan. No somos objetos, somos seres humanos”, expuso.

También recordó la lucha que inició en el 97 y reconoció el valor del pueblo chenero que la apoyó, y ahora no hay duda de que van a cosechar lo que sembraron con valor y dignidad. “Sé que no me van a fallar. Vamos a perseguir nuestros sueños y hacerlos realidad”, prometió.

No acostumbrarse a las madrigueras de corruptos

En Bolonchén de Rejón, la exsenadora reiteró que la corrupción ha sido el gran veneno que se come los recursos del pueblo, y recordó que lo más importante que se ha hecho en los últimos años en Campeche es la casa de “Alito”.

“Lo más grave es que nos acostumbremos a vivir y mantener esas madrigueras de ratas”, añadió.

“Las cosas tienen que cambiar. Hay que estar alertas, el PRI y sus secuaces están en los estertores y alientan las persecución y amenazas contra los morenistas”, aseveró.

“Pero mientras más nos amenazan más nos crecemos, agregó. Hemos aprendido a resistir desde que estuvimos ocho meses a la intemperie en la resistencia civil y eso es lo que espero de ustedes”, finalizó. Página 66

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button