La RegiónTabasco

Más de 10 mil trabajadores han recibido la vacuna contra COVID

REDACCIÓN
ORO NEGRO

En coordinación con las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Bienestar Federal, el Gobierno del Estado avanza en el Programa Nacional de Vacunación contra el COVID-19, que en su primera etapa es aplicada al personal del Sector Salud de primera línea de combate a la pandemia.

Este viernes en las instalaciones del Hospital de la 30 Zona Militar, se continuó con la aplicación de la vacuna Pfizer BioNTech bajo los protocolos establecidos por el Gobierno Federal, a médicos, enfermeras, camilleros, personal de traslados, intendencia y administrativos de 12 centros hospitalarios que atienden a pacientes COVID-19.

Desde temprana hora recibieron la vacuna personal de la Unidad de Hospitalización Temprana COVID, del Hospital ISSSTE, Laboratorio Estatal de Salud Pública, Cruz Roja, Centro Estatal de Hemoterapia, UNEME Imagenología, Centro de referencia de especialidades odontológicas, Hospital de Alta Especialidad de Salud Mental, Hospital Militar de Zona y del CESSA “Maximiliano Dorantes”.

De acuerdo con información de la Secretaria de Salud, las 975 vacunas que llegaron al estado en una segunda remesa serán aplicadas hasta este sábado, en espera de un nuevo lote para continuar con la inmunización del resto de las unidades médicas de las jurisdicciones municipales y unidades de primer nivel.

Con las dos remesas enviadas por el Gobierno de México, a la fecha se han inmunizado a más de 10 mil trabajadores de primera línea de Sector Salud, que recibirán una segunda dosis a los 21 días de la primera vacuna.
Al respecto, Estefany médico pasante del Hospital Militar, quien este día recibió la primera dosis del biológico, comentó que para ella y su familia es muy importante la vacuna, al brindarle garantía de mayor protección para continuar su labor con los pacientes.

“Día a día, estamos expuestos a contagiarnos, y la vacuna representa para nosotros mayor protección. Ahora hay que seguirse cuidando y esperar la segunda dosis para el 12 de febrero”, comentó.

En tanto, Marcelina López González, trabajadora social de la Unidad de Hospitalización Temprana, expresó que durante estos meses de pandemia ha mantenido un contacto directo con los pacientes, para apoyarlos principalmente en la comunicación con sus familiares, a través de videollamadas, lo que ha representado un alto riesgo para ella y sus compañeras.

Luego de recibir la dosis sin ninguna complicación, manifestó que a pesar de la protección que les brinda la vacuna, es importante continuar con los cuidados de higiene, sana distancia y resguardo domiciliario.

“Hay pacientes que se encuentran muy deprimidos, y nosotros les damos voz de aliento, algunos que no saben leer y les leemos libros, y hay quienes nos piden hacer oraciones con ellos. Han sido momentos muy difíciles. Qué bueno que ya tenemos la vacuna, pero esto no se ha terminado, hay que seguirse cuidando”, externó.

En el mismo sentido, María Guadalupe Díaz, trabajadora social de la Unidad de Hospitalización Temprana, llamó a sus compañeros a no tener miedo por la vacuna, al ser una garantía de protección no sólo para ellos sino para sus hijos y familiares.

Consideró que es el personal de salud quienes deben seguir dando el ejemplo, para que los ciudadanos con toda responsabilidad acudan a los módulos de vacunación una vez que el programa se extienda a la población. “Por el momento hay que seguirnos cuidando, hasta que todos estemos vacunados”, expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button