La RegiónTabasco

Maday Merino y los intereses oscuros de no promocionar el voto y la participación ciudadana


El IEPCT falla en la búsqueda del fortalecimiento democrático, sus decisiones no se adoptan con plena autonomía, imparcialidad y transparencia de quienes integran el Consejo Estatal


Los ánimos se calientan en el edén. Los diversos actores políticos reclaman la apatía del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT), ante la nula intervención en actos anticipados de campaña, del ‘manoseo oficial’ y de la nula promoción del voto, pero sobre todo la cerrazón institucional de los consejeros estatales encabezados por Maday Merino Damián y achichincles que le acompañan.

Basta recordar que en días recientes, en las afueras del IEPCT, el PRD exigió al gobernador del estado Adán Augusto López Hernández, sacar las manos del proceso electoral en marcha.

En un mitin realizado sobre la calle Eusebio Castillo, el PRD en voz de su dirigente estatal, Javier Cabrera Sandoval, manifestó que continuarán las protestas “por la forma incorrecta y abyecta” en que han actuado y siguen actuando los consejeros electorales, encabezados por la presidenta Maday Merino, por lo que pidió que renuncien al cargo. Dijo que más que fieles defensores de la democracia, los consejeros actúan como los testaferros y trabajadores que están al servicio del gobierno estatal.

“A los consejeros electorales del IEPCT, les decimos que están a tiempo de corregir el camino de la democracia, ellos hasta ahora han demostrado que están actuando de manera irregular, más que consejeros ciudadanos, son los testaferros y servidores del gobernador.

Acusó a los funcionarios electorales de obedecer y aceptar lo que les manden hacer desde Palacio de Gobierno sin ninguna queja, “porque es evidente que han recibido prebendas o beneficio personal, desde el Palacio Azul, en donde tienen intereses personales”.

Apuntó que si los consejeros quieren conocer al “PRD bronco”, lo va a tener el IEPC y el gobierno estatal.

También, diversos actores políticos han demostrado su inconformidad porque a días de que inicie el proceso electoral local, no hay publicidad de la promoción del voto ciudadano, de la libre participación y de la lucha legal contra las irregularidades electorales, la compra de votos, la compra de conciencia. El IEPCT, hace caso omiso a la promoción del voto libre y secreto.

El IEPCT en un comunicado y ante los señalamientos de servilismo asegura que “Consciente de las exigencias de la sociedad tabasqueña, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco, reitera su compromiso democrático y garantiza su actuación y la de sus funcionarios electorales, bajo los principios de certeza, legalidad, independencia, inclusión, imparcialidad, máxima publicidad, transparencia, rendición de cuentas, objetividad, paridad, e interculturalidad” y en la práctica hacen todo lo contrario.

El IEPCT falla en la búsqueda del fortalecimiento democrático, sus decisiones no se adoptan con plena autonomía, imparcialidad y transparencia de quienes integran el Consejo Estatal.

El IEPCT falla por igual en sus atribuciones, de permanecer atentos y vigilantes de las diversas actividades electorales que desarrollan los actores políticos en la entidad, procurando el equilibrio y la igualdad en la contienda.
EL IEPCT está debiéndole a los tabasqueños en el ramo de las infracciones administrativas que se deriven de la entrega de programas sociales y que deben ser sancionadas por este Instituto

El IEPCT es ajeno en la supervisión de las intervenciones mínimas que pretendan vulnerar el Proceso Electoral en curso o los principios democráticos que la rigen, y que están sujeta al escrutinio de la Ley, con arreglo a ésta y sin tolerancia alguna por parte de las autoridades electorales, todo lo están dejando pasar. Los ánimos se calientan en el edén. El IEPCT, guarda el presupuesto de promoción de una elección limpia y sin violencia en el estado. El árbitro juega para los de casa. Mientras no se promocione el voto libre y secreto la violencia electoral seguirá creciendo. Mientras tanto Maday Merido y zalameros que la acompañan seguirán despilfarrando los recursos en Coffee Break y gastos de representación. ¿Y la transparencia apá?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button