La RegiónQuintana Roo

Los Amodio, nuevos dueños de OHL, cabildean en la 4T para lograr un tramo del Tren Maya

REDACCIÓN
ORO NEGRO

OHL es una compañía con fuertes problemas reputacionales en México, muchos de los cuáles se originaron por sus irregularidades en el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuanto todavía era controlada por capitales españoles.

Luis y Mauricio Amodio quieren iniciar una nueva era de esta constructora y esperan conseguir, este viernes, el contrato por el tramo 5.1 del Tren Maya. Compiten contra un consorcio encabezado por Power China International Group y contra la española Sacyr, que tiene amplia experiencia en construcción de trenes pero todavía no ha logrado adjudicarse un tramo de la megaobra.

Los Amodio se quedaron con una parte del que fuera el emporio creado por la familia española Villar Mir. Pagaron 50 millones de euros para ser los principales accionistas (de la cartera de obra a construir) aunque en Ciudad de México, hasta el día de hoy, sigue siendo un misterio el origen de semejante patrimonio.

Estos empresarios tuvieron una cercanía estrecha con el anterior jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera, que tiene a un grupo importante de colaboradores investigados – y prófugos – por la llamada trama del “cartel inmobiliario” en la CDMX. Esto entre otras pesquisas.

Ahora OHL pretende adjudicarse un tramo del Tren Maya. Para tal fin se ha desplegado un cabildeo discreto que incluye, según pudo conocer LPO, a diferentes funcionarios con despacho en la SCT que comanda Jorge Arganis. LPO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button