DestacadasPolitica

López Obrador reconoce que la falta de gas en el país provocó los apagones en estados del norte

REDACCIÓN
ORO NEGRO

El exceso de demanda por gas en Texas, que atraviesa por una tormenta invernal y batalla con su propio sistema eléctrico, ha provocado en México otro apagón. De acuerdo con el presidente López Obrador afectó a 400 mil usuarios en los estados de Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua.

En la conferencia matutina, el presidente reconoció que este efecto tiene que ver con una falta de gas en el país y también al aumento de precio en el combustible, que se suma a la temporada invernal en los estados vecinos del otro lado de la frontera. “Como hay una dependencia de gas para las plantas en México, esto es lo que está ocasionando esta situación”.

Sucede que Texas se reportó una fuerte nevada que ha provocado también apagones en esta región, debido a fallas en el sistema ante la gravedad de alcanzó la tormenta invernal. En ese contexto, el gobierno texano decidió suspender el suministro de gas natural a la CFE, por lo que la empresa que encabeza Manuel Bartlett requirió energía de otras fuentes de generación para reestablecer el servicio. 

En ese sentido, López Obrador aseguró que la empresa estatal mexicana ya está trabajando para reestablecer esta problemática. De acuerdo con el Cenace, esta mañana de lunes ya se había recuperado alrededor del 30% de esta región, sin embargo, hizo un llamado a la población para reducir el uso y consumo de energía eléctrica no prioritaria. “La suma de estas acciones coadyuvará a la seguridad y continuidad del suministro eléctrico ante la contingencia actual”, afirmó.

El centro de control de energía también hizo una advertencia de que, debido a esta situación, podría haber “indisponibilidad” de las centrales de ciclo combinado, es decir, aquellas que utilizan gas natural y con las que genera casi el 60% de la electricidad en el país, es decir, podrían esperarse fallos en el sistema o una menor cantidad de energía disponible, “por lo que es necesario cambiar los criterios de despacho y dar prioridad a otras tecnologías como las termoeléctricas, hidroeléctrica, parques solares o eólicos, entre otros, para poder garantizar el suministro a los usuarios”, señaló.

En el mercado eléctrico, esta situación desata críticas y pone el acento en la necesidad de aumentar la producción de gas natural en el país, pues los expertos aseguran que en este sexenio no hay planes claros hacia esa ruta que permitan dar  certeza del suministro, además de apostar por otros tipos de energía, pero también responde a una falta de almacenamiento, explican los especialistas. 

Cabe recordar que  México importa el 70% del gas natural que se consume, a pesar de que el país cuenta con “abundantes” reservas de gas natural, sobre todo en el noreste del país, y la mayor parte es gas no convencional. El insumo se destina mayoritariamente para la generación eléctrica y el autoconsumo de Pemex.

Por otro lado, López Obrador rechazó que pudiera tratarse de un boicot por parte de empresarios a la reforma eléctrica que propone, como se le cuestionó esta mañana. “No es un boicot. Es una situación que está afectando a Estados Unidos y a México. Además, los inconformes con la reforma eléctrica están haciendo su labor, y están en su derecho, en medios de comunicación tanto en México como en el extranjero, queriendo espantar de que nos va a afectar en México porque es una violación del TMEC”.

En ese sentido, defendió que no es verdad este temor, pues recordó que hay un mecanismo legal en el tratado que establece la posibilidad de acudir a instancias internacionales en caso de ocurrir alguna violación a un acuerdo. La Política OnLine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button