La Última de Petróleo

Ley de hidrocarburos va contra ‘huachicol’, no es para expropiar: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la reforma a la ley de hidrocarburos es para combatir el contrabando de combustible y quitar las aristas más filosas de la reforma energética, con lo que ya “se acabó la robadera”.

En La Mañanera desde Palacio Nacional, negó que esta iniciativa signifique algún tipo de expropiación o cancelación de contratos a particulares que están extrayendo petróleo o importando gasolinas de manera legal.

“Muchos de esos contratos que se cancelaron se siguen usando de manera irregular y están metiendo combustible de contrabando, hay huachicol, por eso enviamos esta iniciativa de reforma, para poner orden, se acaba la robadera, a veces les cuesta trabajo entenderlo y aceptarlo pero ni modo que sepamos de delitos y nos quedemos callados, no vamos a ser tapaderas, cómplices, por eso es esta iniciativa”, indicó.

De acuerdo con López Obrador, con la reforma energética se entregaron alrededor de mil contratos para importar combustibles a México y de esos actualmente solo están operando 75, por lo que las empresas que regresaron las concesiones siguen trabajando pero de manera ilegal.

El mandatario aseguró que ojalá los legisladores y comentaristas de los medios lean la iniciativa para que no echen a andar una campaña contra esta iniciativa argumentando que se está buscando expropiar.

“Ha quedado claro que no se va a llevar a cabo si no es necesario una reforma constitucional en materia de energéticos, se van a respetar los contratos. Incluso en este asunto quienes tienen contratos vigentes se les va a respetar nada más que no vamos a entregar más contratos si se aprueba la ley porque necesitamos proteger a Pemex para garantizar el abasto de gasolinas no podemos depender del extranjero”, puntualizó.

Reprochó que actualmente se olvida que México está padeciendo los resultados de una “reforma energética perversa” que se aprobó para saquear y beneficiar a una minoría a costa de que los mexicanos paguen más luz y sufran los gasolinazos.

Por tanto, ahora se tiene que reparar el daño que se causó con esta reforma que se aprobó gracias al soborno que se dio a legisladores, “ahora que hacemos reformas secundarias que no tienen que ver con derogar la reforma energética o cambios en la Constitución, sino es quitarle las aristas más filosas a la llamada reforma energética, es una actitud moderada sin que se cancele la posibilidad de que sigan haciendo negocios y tengan ganancias razonables hablan de expropiación”. PEDRO DOMINGUEZ/MILENIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button