La Última de Petróleo

Las reformas energéticas de México preocupan al embajador de la Unión Europea


El llamado de preocupación de la Unión Europea se une a los ya realizados por países como Canadá y Estados Unidos


Las empresas europeas del sector energético que invirtieron en México están preocupadas por las últimas y polémicas reformas en el mercado eléctrico y de hidrocarburos emprendidas por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo a la agencia EFE Gautier Mignot, el nuevo embajador de la Unión Europea (UE) en México.

“Es cierto, hay preocupación por parte de las empresas europeas del sector”, dijo el diplomático francés, quien el pasado miércoles asumió su cargo como embajador de la Unión Europea (UE) en México al entregar sus credenciales ante las autoridades mexicanas.

La Ley de la Industria Eléctrica, por ahora suspendida judicialmente, da prioridad a la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) por delante de los generadores privados y extranjeros.

Lo mismo busca la Ley de Hidrocarburos, diseñada para fortalecer la petrolera estatal Pemex y que hace unos días fue aprobada en la Cámara de Diputados y turnada al Senado, en donde se espera que sea palomeada durante las próximas semanas.

Ambos cambios tienen como finalidad reforzar la posición en el mercado de las compañías que perdieron su exclusividad con la reforma energética de 2013.

Mignot, de origen francés, explicó que los inversionistas fueron a México a “tomar riesgos de buena fe e invertir en ese sector y participar en esa transición energética”, pero “hoy en día les han cambiado, con esa reforma, las reglas del juego”.

“Se pone en tela de juicio la rentabilidad de estas inversiones y por eso las empresas han expresado su preocupación”, dijo.

El embajador cuestionó la posibilidad de que el país cumpla con el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono al aprobar estas reformas.

“No vemos bien cómo, con esta reforma, México va a poder aumentar su ambición para cumplir sus objetivo de la Agenda 2030”, contó a EFE.

La preocupación de la Unión Europea se une a otras expresadas por compañías de Estados Unidos y Canadá.

Los participantes del mercado han emprendido una serie de juicios de amparos para detener las modificaciones. Y los abogados del sector anticipan que, si la justicia mexicana no logra detener las reformas, muchas compañías acudiran a procedimientos de arbitraje internacional. Expansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button