De Impacto

Incendio de la discoteca Baby’O fue provocado, confirma la Fiscalía de Guerrero


La Fiscalía de Guerrero confirmó que el incendio que consumió la discoteca Baby’O en Acapulco fue provocado con combustible vertido al interior del lugar, esto según los videos entregados ayer.

“Los apoderados legales de la empresa Discoteca Baby’o S.A. de C. V. y producciones San Javier S. A. de C. V., también entregaron algunos fragmentos de supuestos videos en una USB, los cuales también serán analizados por la Dirección General de Servicios Periciales, desconociendo su origen y temporalidad”, informó la Fiscalía mediante un comunicado.

Respecto a la filtración de un video en donde se muestra a sujetos rociando el lugar con combustible para después prenderle fuego, la fiscalía estatal lamentó que tanto las videograbaciones y algunos datos de prueba se filtren primero a medios de comunicación y posteriormente sean aportados a la institución.

“Es importante señalar que esta institución mantiene estrecha coordinación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México, con el propósito de coadyuvar en los trabajos de investigación que continúan al interior de dicho inmueble el cual fue asegurado”, indicó la fiscalía.

El jueves, en entrevista con Claudio Ochoa Huert, durante el noticiero Latinus Diario, el fundador y dueño del Baby’O, Eduardo Césarman, informó que recibió el reporte del incendio el miércoles alrededor de las 21:30 horas. “Fue un atentado de tres personas que entraron al lugar, echaron algún líquido inflamable y prendieron el lugar”, contó.

No obstante, dijo que le compete a la fiscalía estatal realizar las investigaciones correspondientes para esclarecer el caso; además, aseguró que su equipo no había ingresado a las instalaciones para permitir que fueran los bomberos y peritos hicieran la revisión correspondiente.

Cuestionado sobre si se logró recuperar algún video de las cámaras de vigilancia de la discoteca o de los negocios circundantes, declaró que “se recuperó un disco duro pero estaba quemado por el calor, estamos tratando de ver qué se puede recuperar ahí. No hay nada alrededor, la verdad es que los que deben hacer esa investigación son las autoridades”.

Finalmente, descartó que el hecho sea un mensaje para los socios pues “el Baby’O había sido un lugar intocable”, en el que las personas se sentían seguras y no hubo amenazas antes; resaltó que el lugar lleva más de año y medio cerrado, debido a la pandemia, y estaba próxima a reabrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button