La Última de Petróleo

Imparable el huachicoleo en Hidalgo, Puebla y Edomex

REDACCIÓN
ORO NEGRO

TLAHUELILPAN. Si bien, reportes de Pemex refieren que en el país se ha reducido el robo de combustible, pasando de 20.4 millones de barriles en 2018 a 1.8 millones en 2019, a Hidalgo se le sigue ubicando como la entidad donde hay más robo de combustible. Y la región Tula, donde se asienta la refinería Miguel Hidalgo, sigue registrando una muy alta incidencia del delito.

En 2020, 76 por ciento de las tomas clandestinas fueron halladas en tres entidades: Hidalgo (563), Puebla (206) y el Estado de México (72).

Tras la tragedia de Tlahuelilpan, las bandas dedicadas al robo de hidrocarburo en la entidad nunca dejaron de operar y siguen muy activas pese a la presencia a gran escala de la Guardia Nacional.

El año 2019 fue crítico para el estado de Hidalgo porque en su territorio se sustrajo el 31 por ciento de todo el combustible robado en el país. Ese año se inhabilitaron cuatro mil 40 tomas clandestinas y las regiones de Chilcuautla y Tula lideraron el ranking de este tipo de ilícitos.

En enero de 2020, Pemex informó que para combatir el huachicol instaló 51.5 kilómetros de concreto reforzado en las zonas de los ductos con mayor afectación por tomas clandestinas y para final del año tenía proyectado colocar una plancha de concreto a lo largo de 170 kilómetros.

También indicó que había iniciado trabajos para cubrir con concreto la totalidad de los ductos que atraviesan Tlahuelilpan, pero una y otra vez los huachicoleros han habilitado las mismas tomas o pinchado los ductos en el mismo tramo, siempre en zonas de cultivo.

El secretario de Seguridad Pública estatal, Mauricio Delmar Saavedra, ha señalado que el huachicoleo no se ha podido frenar, pero que lo más importante es que en Hidalgo hay coordinación de las corporaciones para recuperar importantes volúmenes de hidrocarburo robado.

El 29 de junio pasado se recuperaron dos millones 65 mil litros de hidrocarburo que fueron sustraídos de tres tomas clandestinas conectadas al ducto Tula-Tuxpan, a la altura del kilómetro 304 en la comunidad de El Cardonal, municipio de Atitalaquia, los cuales estaban almacenados en un gasoducto en desuso de la empresa TransCanada, el mayor decomiso de combustible en la historia.

EN TLAHUELILPAN SÍ BAJÓ
Información de Pemex Logística indica que en 2019 se detectaron 187 tomas clandestinas en Tlahuelilpan y en 2020 la cifra disminuyó a 90.

Este municipio descendió del séptimo sitio al 16 en cuanto a las perforaciones ilegales que son detectadas por las autoridades municipales, estatales o de la propia paraestatal.

Aunque hubo una marcada reducción en el escamoteo del hidrocarburo de un año a otro, según se muestra en los datos oficiales, esta región del estado sigue siendo uno de los puntos donde se registra de manera importante el huachicoleo.

Cuando la empresa productiva subsidiaria Pemex Logística detecta las tomas, realiza la restitución de las condiciones de transporte del sistema afectado a través del mantenimiento correctivo.

En cuanto al combustible hurtado y que es recuperado por las diferentes corporaciones policiacas, se pone a disposición de la Fiscalía General de la Republica (FGR), por lo que es trasladado a las Terminales de Almacenamiento y Despacho (TAD), de las cuales en Hidalgo hay dos, una en Pachuca y otra en Tula.

Posteriormente son enviados al Centro Procesador de San Martín Texmelucan, en el Estado de Puebla, para ser reprocesados y posteriormente se envían a las terminales para su comercialización por parte de Pemex Transformación Industrial. El Sol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button