La RegiónTabasco

Evaristo: de la agresividad política al ocaso


Vulnerado en sus proyectos de políticas públicas, en sus derechos políticos, en la credibilidad de su discurso y ahora postrado por una dolencia añeja, Evaristo Hernández Cruz podría ver en el proceso entrega recepción de su gobierno municipal el telón de su carrera política


Samuel L. Soto Giles.- Presumiendo los 237 mil 500 votos que en 2018 le dieron el triunfo para la alcaldía de Centro, Evaristo Hernández Cruz inició su administración pidiendo licencia por problemas de Salud y la termina con el mismo motivo.

A principios de febrero de 2019, Hernández Cruz solicitó licencia a su cargo por 30 días para ser sometido a una cirugía. En su lugar asumió la primera síndico, Gilda Díaz.

En aquella ocasión, dijo que no tenía una enfermedad como tal, pero “desde hace tiempo mis médicos me recomendaron someterse a una operación en la nariz, por una constante “garraspera” que se ha intensificado con los años”.

Su regreso fervoroso fue para poner a la venta el palacio municipal. Solo que la que sería su magna obra de gobierno, ya avalada por la firma del secretario de Gobierno, Rosendo Medina Filigrana, y desde luego por el gobernador Adán López Hernández, se vino abajo por la alusión directa del presidente López Obrador de que los gobiernos de Morena no privatizaban el patrimonio público.

En mayo de 2019 Hernández Cruz puso a la venta el palacio municipal por un monto de 500 millones de pesos con la amenaza de que no daría marcha atrás “aunque los habitantes se opongan”.

Seguro de sí, explicó que el edificio presentaba problemas estructurales y ya no podía albergar a la “obesa burocracia”. Adelantó que había por lo menos cinco empresas interesadas en comprar el inmueble para construir en su lugar una plaza comercial o una torre de oficinas.

El alcalde primor, como le llaman por lo de priista y morenista, dijo que tomó esa decisión a partir de que la familia Lastra Guajardo, una de las más acaudaladas de la región, donara al ayuntamiento un terreno en la zona denominada Ciudad Esmeralda, situada a 20 kilómetros de Villahermosa, sobre la carretera a Macuspana, cerca del exclusivo fraccionamiento Altozano.

Hernández Cruz recordó que el gobernador López Hernández ya había firmado el contrato de donación del predio del actual palacio municipal, para poder hacer la venta.

Esa decisión no implicaba derroche de recursos públicos –justificaba- la nueve sede municipal costaría cerca de 300 millones de pesos y se financiaría con lo que se obtuviera de la venta del palacio actual.

Para que no quedara duda del manejo honesto presentó al comité de empresarios que supervisaría los movimientos financieros y reconoció que uno de los integrantes, Jorge de Dios Morales, fue su director de Obras Públicas durante su primera gestión como alcalde de Centro, de 2007 a 2009, pero en aquel entonces por el PRI.

Contundente, dijo que el presidente López Obrador aportaría los recursos para construir una supercarretera de ocho carriles de Villahermosa al aeropuerto y para convencerlo llevó un contingente de estudiantes de dieces a la Ciudad de México para conocer museos y el palacio nacional, El Presidente no los recibió.

Al no concretarse su millonaria venta, Evaristo perdió el ímpetu de gobernante, sólo se concentró en el intento de construir ciclovías. Aunque trató de convencer con el traslado en bicicleta de su domicilio al palacio municipal durante unos días, esa política pública tampoco pudo realizarse. No gestionó los recursos.

Sin las magnas obras, salvo las de mantenimiento de las instalaciones de potabilizadores de agua potable, destinadas a los constructores que le financiaron la campaña, Hernández Cruz ya no pudo o quiso presentar proyectos para la gestión de presupuesto adicional, y se volvió agresivo.

El 24 de septiembre de 2020 el edil arremetió contra la legisladora durante una entrevista con medios locales porque días antes la perredista le dijo que el agua que hacía llegar era insalubre.

“La diputada, con tal de que todo mundo voltee a verla, se mete en cualquier tema aunque sea una perfecta ignorante del mismo, por eso la odian sus mismos compañeros de bancada”, respondió.

Por esa declaración fue denunciado por una asociación civil feminista ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) que determinó multarlo con 17 mil pesos, cantidad que se elevaría a 43 mil en caso de incumplimiento.

También lo sancionó con “una disculpa pública y la obligación de tomar un curso sobre temas de género”.

El alcalde impugnó ante el Tribunal Electoral de Tabasco (TET) que le dio la razón, pero a su vez esta decisión fue controvertida por el PRD ante la Sala Regional Xalapa, que confirmó la existencia de violencia política en razón de género.

Ante ello, el munícipe acudió a la Sala Superior como última instancia, en febrero pasado desechó su demanda y confirmó que merece la sanción que se le impuso desde un inicio.

Evaristo Hernández es el primero en ingresar al Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género del INE y podría estar inscrito 3 años o más, dejándolo fuera de las elecciones de 2021.

A falta de ingresos adicionales, el dos veces alcalde de Centro, “por votación abrumadora”, recurrió al descuento de nómina a trabajadores de confianza y hasta los sindicalizados.

“Ahora tenemos que pagar para poder trabajar”, se quejaban los trabajadores de confianza que dio de alta personalmente el alcalde; los sindicalizados, en cambio, recurrieron a la suspensión de labores.

En pleno proceso electoral, los trabajadores del servicio de recolección de basura del Ayuntamiento del Centro, volvieron a estar de brazos caídos debido a que se les presentó en su nómina un descuento de cinco días, el cual ellos desconocen.

Esta acción que llamaron de ilegal los trabajadores quien de inmediato determinaron suspender la actividad de recolección de basura en las calles de las diversas colonias, villa y Rancherías del municipio del Centro.

“No sabemos los motivos del porque nos descontaron más de mil pesos a cada trabajador, esto es una total injusticia por parte de quienes llevan a cabo las finanzas en el Ayuntamiento”, expresó, Candelario Cruz Martínez uno de los afectados.

Además, precisó que ellos desempeñan su actividad de manera normal aun cuando la gran mayoría de los camiones recolectores se encuentran en total abandono al no recibir mantenimiento y quedarse varados a media ruta.

Paralizan servicio de recolección de basura, trabajadores protestan por irregularidades

Ya al término del trienio, Evaristo Hernández hizo esfuerzos por eliminar plazas cambiándolos de horario, quitándoles horas extras.

Aunque decayó su dinamismo para la gestión presupuestaria, su capacidad de operación política dio un coletazo y asegura que si no hubiese ido a Campeche en esos cuatro días de campaña a levantar la campaña electoral de MORENA, Layda Sansores habría perdido.

“A petición de mi partido, Morena, me tuve que trasladar a Campeche a hacer trabajo político, junto a Juan Carlos Castillejos Castillejos; yo siempre trato de hacer las cosas bien hechas y en lugar de irme siguiendo cobrando, lo que hice fue pedir licencia por 15 días para poder ir a trabajar en favor del partido”.

Hábil, eso no le impidió regresar el domingo a emitir su voto en Tabasco, “sí vine a votar, yo voté a medio día, como una ó dos de la tarde, vine rapidito y para atrás”.

Reconoció que sí estuvo mal pedir licencia para ir a hacer trabajo político a otro estado: “Pues sí, pero el partido a mí me dio la oportunidad de ser candidato a la presidencia municipal y hay que corresponder al partido”, justificó.

Y ya al término del trienio, el gobernador López Hernández asegura que Evaristo Hernández “está desconectado de la vida política” y el alcalde lo niega.

“Sé que Evaristo se atendió esta semana un problema de salud, yo por respeto a su intimidad y a su familia, no daré detalles, los conozco, pero primero le deseamos que salga muy bien de ésta, es un buen compañero, lo estimamos a él y a su familia. Tenemos fe de que saldrá bien, está siendo atendido, sí es una situación delicada pero saldrá bien”, detalló el lunes 5.

Por la tarde, prensa del Ayuntamiento de Centro informó que por el “semáforo epidemiológico naranja por la pandemia de Covid-19, y en atención a las recomendaciones de especialistas médicos, se determinó el resguardo del alcalde por encontrarse dentro del grupo de personas vulnerables”.

Vulnerado en sus proyectos de políticas públicas, en sus derechos políticos, en la credibilidad de su discurso y ahora postrado por una dolencia que lo aqueja, Evaristo Hernández Cruz podría ver en el proceso entrega recepción de su gobierno municipal el telón de su carrera política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button