De ImpactoMéxico Rojo

EU revela operativo para capturar a presunto miembro del Cártel de Sinaloa en Culiacán; FGR dijo que era ‘trabajo de inteligencia’


El “Chacho’ es parte de una red de distribución de droga que conecta a México con Pennsylvania, según la acusación del Departamento de Justicia.


El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó la captura de Luis Raúl Castro Valenzuela, alias “Chacho”, por los cargos de secuestro, toma de rehenes y conspiración para distribuir heroína y fentanilo.

La captura se logró en febrero en Culiacán, Sinaloa, en un operativo de agentes federales mexicanos que lograron rescatar a una víctima de secuestro. 

La investigación abarca una ruta de drogas que conecta a Pennsylvania con Sinaloa y contó con la colaboración de agencias locales, estatales, federales y mexicanas.

La investigación se desarrolló en Estados Unidos y se compartió con México para lograr el rescate de un ciudadano estadounidense secuestrado y la captura del presunto criminal, según declaraciones difundidas por el Departamento de Justicia. “Quiero felicitar el arduo trabajo de nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley de más de una docena de agencias que ayudaron a desarrollar los cargos anunciados hoy, entre los que se incluyen las autoridades mexicanas, quienes, como resultado de la información desarrollada aquí, rescataron a un ciudadano estadounidense detenido en contra de su voluntad en México”, dijo Damon Wood, el inspector postal a cargo de la División de Filadelfia.

En la operación se incautaron drogas ilegales por valor de más de un millón de dólares

La acusación contra Luis Raúl Castro Valenzuela se obtuvo en noviembre de 2020, pero fue sellada hasta que se rescató a la víctima y se arrestó al imputado. “Según lo informado por las autoridades mexicanas, en febrero de 2021, los agentes de la ley mexicanos ejecutaron múltiples órdenes judiciales en Culiacán, México. La víctima se recuperó de forma segura y goza de buena salud. Castro Valenzuela fue detenido como parte del operativo de rescate; las autoridades mexicanas han presentado sus propios cargos y alegan que es miembro del Cártel de Sinaloa”.

Aún así, Estados Unidos busca la extradición de Castro Valenzuela al Distrito de Delaware para que pueda ser juzgado en un tribunal federal.

En total, la investigación resultó en la incautación de aproximadamente “7.5 kilogramos de heroína y/o fentanilo, 14.5 libras de metanfetamina, 12 armas y 180 mil dólares”, aunque el valor en la calle de estas drogas supera fácilmente el millón de dólares, informó el Departamento de Justicia.

Por parte de México la colaboración corrió a cargo de la Fiscalía General de la República (FGR).

La versión mexicana

La FGR informó el 8 de marzo que obtuvo vinculación a proceso en contra de tres personas por ser probables responsables de los delitos de secuestro agravado y contra la salud.

En su versión de los hechos, difundida en un comunicado, la Fiscalía afirmó que los operativos fueron resultado de trabajos de inteligencia.

Los detenidos (Óscar “G” y Luis “C”) son acusados de secuestro agravado en contra de una víctima de nacionalidad estadounidense privada de su libertad desde febrero de 2020. También se vinculó a proceso a Ericka “Q”, por la presunta comisión del delito de contra la salud en su modalidad de posesión simple.

 “Cabe mencionar que derivado del trabajo de análisis, inteligencia e investigación por parte de la SEIDO, y de la Policía Federal Ministerial, se logró la ubicación de tres inmuebles en el municipio de Culiacán, Sinaloa, en el que se autorizaron órdenes de cateo por el Juez en Turno”. 

 Según el comunicado, elementos de la Policía Federal Ministerial, de la Agencia de Investigación Criminal y de la Secretaría de Marina cumplieron las órdenes de cateo sin que se efectuara un sólo disparo en el operativo.

En la primera casa encontraron a la víctima de nacionalidad norteamericana en buen estado de salud y detuvieron a Oscar “G”. En el segundo inmueble se localizó a Luis “C”, en posesión de una arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, quien además contaba con orden de aprehensión por el secuestro de la víctima, y en el tercer inmueble se logró la detención de Ericka “Q” en posesión de 243.7 gramos de clorhidrato de heroína, así como una báscula gramera”.

 Una vez vinculados a proceso los dos hombres, se les impuso la medida cautelar de prisión preventiva, la cual cumplirán en el Centro Federal de Reinserción Social número 14 en Gómez Palacios Durango. Para la tercera persona se fijó como medida cautelar la prisión preventiva justificada por el delito citado. Sebastian Barragán /Aristegui Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button