CampecheLa Región

En redes, cobran excesos al candidato Christian Castro, sobrino de ‘Alito’ Moreno

Rosa Santana
ORO NEGRO

CAMPECHE, Camp.- Nada le duró a Christian Castro Bello el gozo de su apoteósica imposición como candidato de la coalición PRI-PAN-PRD a la gubernatura de Campeche. Las “benditas redes sociales” le cobraron los excesos. 
    
El evento se celebró la noche del pasado 26 de febrero. Junto con sus pares del PAN y el PRD, Marko Cortés y Jesús Zambrano, respectivamente, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, tío de Castro Bello, pretendieron mostrar la fuerza de su alianza “Va por México”, pero el efecto logrado fue adverso.  
    
Provocó el rechazo popular, entre otras situaciones, por la enorme concentración de personas en plena contingencia sanitaria; por la documentada agresión física a un discapacitado mental, y por el uso indebido de una ambulancia de la Secretaría de Salud para transportar propaganda de Christian. 
    
La irritación colectiva obligó a los estrategas de la campaña a echar a andar un plan de control de daños, que hasta ahora no ha alcanzado para contener la crisis.   
    
Como parte de esa estrategia, la noche del domingo, transcurridas más de 48 horas de la presentación del candidato, se soltó en las redes sociales un mensaje videograbado de Christian, disculpándose –como exigían los cibernautas– por el maltrato a Manuelito, una persona con discapacidad mental, muy conocido en la ciudad, quien fue expulsado brutalmente del evento por su osadía de abrazar al candidato del PRI-PAN-PRD. 

Ese hecho se registró en el Foro Ah Kim Pech, un predio en el malecón que se dispuso como subsede de la ceremonia donde Moreno Cárdenas, Alito, consumó la imposición de su sobrino como candidato a gobernador, e igual que ocurrió en el estadio de la Unidad Deportiva 20 de Noviembre, sede principal, lo hizo llenar para la ocasión.

Tras su unción en el estadio 20 de Noviembre, Castro Bello se trasladó al Foro Ah-Kim-Pech para saludar a sus “seguidores”, en su mayoría burócratas obligados a asistir al evento, con la advertencia de que habría pase de lista. 
    
Los videos de la agresión a Manuelito invadieron las redes sociales inmediatamente. Los medios al servicio de Moreno Cárdenas, que además es gobernador con licencia y candidato del PRI a diputado federal plurinominal, al unísono acusaron al agredido de ser un borracho enviado por la oposición para desestabilizar el evento.  

Su argumento fue que esa persona, quien se gana la vida recogiendo desperdicios para reciclaje, vestía una camiseta de Eliseo Fernández Montufar, precandidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura. Les resultó contraproducente. Atizaron la irritación.  

No quedó más opción que Christian se disculpara y condenara la agresión a Manuel Jesús. Fue, dijo, “un hecho lamentable que no puede volver a suceder. Fue sacado insensiblemente por gente ajena a mi equipo de trabajo. Es inaceptable y no lo voy a permitir”.

Por eso –añadió—“hable con los dirigentes de los partidos de la alianza y con quienes organizaron el evento, a quienes les exigí sanciones fuertes para quienes resulten responsables, y que tomen las medidas necesarias para que esto no vuelva a suceder durante cualquier evento de campaña”.

Prosiguió: “A Manuel Jesús, a quien tuve el gusto de saludar en el evento, le pido una disculpa sincera; este acto lo repruebo totalmente. Cuentas con todo mi apoyo y todo mi respaldo”. Y pidió “a todos los candidatos sin distinción de colores” que “no se aprovechen de actos como estos para dividir a los campechanos”.

Su disculpa no bastó para calmar a las masas.

Esta mañana el dirigente estatal del PRI, Ricardo Medina Farfán, se vio forzado a acudir a la Fiscalía General del estado (FGE) a interponer una denuncia “contra quienes resulten responsables” por la agresión a Manuelito.

Tampoco sirvió.

Los inconformes insistieron en que se castigue a Jorge Tejero, coordinador de estrategias digitales del CEN del PRI, quien fue identificado en los videos como uno de los agresores de Manuelito. Su nombre figura en la lista de candidatos plurinominales a diputados federales.

Por su parte, el gobernador Carlos Miguel Aysa González, cuyo hijo, homónimo, también figura en esa lista, emitió hasta hoy su respuesta de aceptación al Acuerdo Nacional por la Democracia que desde el pasado 23 de febrero propuso el presidente Andrés Manuel López Obrador, para que los mandatarios estatales no se entrometan en los procesos electorales.

Ni así cesó el clamor en la opinión pública. En las redes sociales se exige, además, una sanción al secretario de Salud estatal, José Luis González Pinzón.

Y es que la Secretaría de Salud no sólo no intervino para sancionar la concentración masiva de personas en el evento partidista, sino que además se dispuso indebidamente de una ambulancia de la dependencia para llevar las camisetas propagandísticas del sobrino de Alito que se repartieron en el mitin.

Fuente: Proceso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button