De ImpactoMéxico Rojo

En México, ‘narcoviolencia’ disminuyó hasta un año la esperanza de vida


Esto, de acuerdo con el reporte especial Violencia Vinculada a las Armas de Fuego, elaborado por el Centro Nacional de Información de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana


Entre seis meses y un año disminuyó la esperanza de vida de los mexicanos debido a la violencia provocada por el crimen organizado, sobre todo desde 2005 y hasta 2010, cuando este fue en franco ascenso.

Esto, de acuerdo con el reporte especial Violencia Vinculada a las Armas de Fuego, elaborado por el Centro Nacional de Información de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Para ello, cita un artículo publicado en la revista de la comunidad Epidemiológica y de Salud, llamado “La Epidemia de Violencia en México y su Significancia en la Salud Púbica y la Esperanza de Vida”, donde se establece que fueron Durango, Nayarit, Michoacán, Tlaxcala, Hidalgo, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Campeche y Yucatán los estados que disminuyeron la esperanza de vida, entre seis meses y un año.

Mientras que en el resto del país la disminución fue de uno a seis meses en esperanza de vida. Mientras en promedio, 40 por ciento de la población mayor de 18 años refirió haber visto o escuchado disparos frecuentes con armas, pero que llega a 82.7 por ciento en Fresnillo, Zacatecas; 75.4 por ciento en Iztapalapa en la Ciudad de México y 75.3 por ciento en Chimalhuacán, Estado de México.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Urbana elaborada por el Inegi, al cuarto trimestre de 2020, le siguen Ecatepec con 73.1 por ciento de encuestados que respondió haber atestiguado disparos frecuentes con armas a nivel nacional, Tijuana con 68.6 por ciento, Reynosa con 64.5 por ciento, Naucalpan con 64.9 por ciento, Cuernavaca con 64 por ciento, Nuevo Laredo con 62.5, Tlalnepantla con 62.4 por ciento, Cuautitlán Izcalli con 61.5 por ciento y Tlalpan con 61.3 por ciento.

En poco más de 20 años aumentó el uso de armas en la comisión de homicidios dolosos, ya que mientras en 1997 sólo en 15 por ciento del total de esos crímenes se cometían con un arma, en los tres primeros meses de 2021 esa proporción subió a 69 por ciento.

En el primer semestre de 2020, de acuerdo con los registros administrativos del Inegi, se cometieron 17 mil 123 homicidios, de los cuales 12 mil 398, 98.3 por ciento, fueron con ama de fuego.

Y cita la primera encuesta mexicana sobre propiedad de armas, elaborada en 2017 por el Injury Prevention Journal en 10 ciudades del país, donde 49 por ciento de los consultados consideró que la delincuencia aumentaría si los mexicanos pudieran portar armas en su hogar negocio o automóvil.

El documento elaborado por la SSPC, destaca que la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Publica del Inegi calculó que la inseguridad y los delitos le costó al país 282.1 mil millones de pesos en 2019. Fuente Milenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button