La RegiónQuintana Roo

En la zona norte de Quintana Roo se mantiene cerradas 10 mil habitaciones

JESÚS VÁZQUEZ
ORO NEGRO

La Riviera Maya mantiene aún más de 250 hoteles cerrados, de los 416 registrados ante la Asociación de Hoteles de este destino, a un año de iniciadas las afectaciones por la pandemia de Covid-19, informó el dirigente hotelero de la región, Antonio Chaves Palomo.

Explicó que actualmente tienen una disponibilidad de 26,000 habitaciones, es decir, poco menos de 50% del total respecto de las 57,000 con las que cuentan, con una ocupación promedio de 26% desde el arranque del presente año.

A ello se añaden los 17 hoteles que se mantienen cerrados en Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, los cuales suman 2,462 habitaciones, más 8,500 de la Riviera Maya para un total de 10,962 cuartos que se mantienen cerrados en la zona norte de Quintana Roo sin fecha para reabrir.

Lo anterior equivale a prácticamente casi 10% de la infraestructura hotelera que tiene el estado, la cual al cierre del 2020 sumó 114,369 habitaciones repartidas en 1,129 hoteles, de los cuales más de 80% se encuentra en el corredor Cancún-Riviera Maya.

Chaves Palomo explicó que esto se traduce en que unas 20,000 personas no han recuperado sus empleos tan sólo en el ramo de la hotelería.

Aunado a ello, desde junio del 2020 que se reabrieron paulatinamente los hoteles en Quintana Roo, las tarifas tuvieron que rebajarse hasta 60% para poder atraer parte del mercado turístico perdido a causa de la crisis sanitaria.

Roberto Cintrón Gómez, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres (AHCPMIM), aseguró entonces que muchos hoteles aún con 60% de ocupación seguían sin lograr un mínimo margen de ganancia, debido a la disminución de las tarifas que tuvieron sacrificar para recuperar un cierto nivel de cuartos ocupados que les permitiese al menos mantenerse abiertos y cubrir gastos operativos.

De ahí que muchos hoteles aún con el semáforo epidemiológico amarillo, que permite una ocupación de 60% en todo el estado, se mantengan cerrados, pues los niveles de ocupación por debajo de 40% y las limitantes de aforo en los inmuebles hacen que la reapertura sea más costosa que mantenerse cerrados, explicó Cintrón Gómez.

Riesgosa Semana Santa
El dirigente hotelero de Cancún adelantó que para Semana Santa tienen la expectativa de repuntar en ocupación por arriba de 55%, sin relajar las medidas sanitarias para evitar contagios de Covid-19 en sus inmuebles.

Esto se traduciría en poco más de 78,000 habitaciones en operación en Cancún, Puerto Morelos, Isla Mujeres, Cozumel y la Riviera Maya durante las dos semanas se asueto.

Sin embargo, la Secretaria de Salud federal anticipa que la Semana Santa podría convertirse en un grave problema de salud pública, y generar lo que resultaría en una tercera ola de Covid-19 si se relajan los protocolos sanitarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button