La Última de Petróleo

El sindicato de Pemex exige el 80% de la plantilla laboral de Deer Park para sus afiliados


El sindicato de Pemex exige el 80% de la plantilla laboral de Deer Park para sus afiliados


En tanto la promesa de democracia sindical sigue trabada en Pemex, el sindicato que históricamente perteneció a Carlos Romero Deschamps lleva a cabo un fuerte cabildeo para imponer su presencia en Dos Bocas y Deer Park, las dos nuevas refinerías que el Gobierno busca sumar en su plan de soberanía energética.

De acuerdo con una fuente cercana a este proceso, los trabajadores del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) ya enviaron una propuesta para que el 80% de la plantilla laboral de la refinería Texana sea mexicana y de este sindicato. Los trabajadores aún deberán esperar a que se resuelva esta operación que ha despertado críticas y enfatizado riñas internas entre Octavio Romero y Rocío Nahle.

Esta apuesta se suma también a la exigencia de que Dos Bocas también sea entregada a sus trabajadores, relató la misma fuente a LPO. De concretarse, el sindicato seguiría teniendo un gran poder y presencia en los proyectos claves de la 4T, pues López Obrador ha defendido la construcción en Tabasco y la compra a Shell como una estrategia para dejar de depender de la compra de gasolinas al extranjero y, con ello, evitar gasolinazos en el futuro.

Al interior de Pemex, esta apuesta sindical genera gran tensión entre otros trabajadores que han apostado a afiliarse a otros sindicatos, sin avance en el reconocimiento por parte de la Secretaría del Trabajo y sin avanzar en el ejercicio democrático que dé la posibilidad de que un sindicato distinto al STPRM tome por primera vez la titularidad.

“Necesitamos que el Gobierno ponga claridad en el tema laboral de estas refinerías. De lo contrario, sería entregarle la plantilla laboral a este sindicato y otra vez, el país estaría a merced de los sabotajes”, se quejan desde otros sindicatos.

Detrás de este reclamo también se destaca que, si bien Romero Deschamps ya no pertenece ni a Pemex ni al sindicato de manera oficial, en los hechos sigue siendo mandamás de los trabajadores a través de sus alfiles, como es Manuel Limón, su actual relevo. La Politica Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button