La RegiónQuintana Roo

El PAN tiende puentes para entregar Quintana Roo a la Cuarta Transformación


El enviado de Marko a Quintana Roo refuerza el acuerdo entre Carlos Joaquín y la 4T; se trata de un ex gobernador tapatío muy cercano a Enrique Alfaro que ya tiene diversos acuerdos con AMLO.


En el panismo de Quintana Roo crece la percepción de que el gobernador Carlos Joaquín ya tiene un acuerdo con Palacio Nacional para entregar el estado a Morena en 2022. LPO reveló los nexos del gobernador con la 4T y fundamentalmente con el hijo del presidente, Andrés López Beltrán. Una tesis que sigue ganando terreno.

La semana pasada el CEN panista destinó como enviado al Estado al ex gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez. Después de 18 años con gobiernos panistas, en 2012 González Márquez fue quien traspasó el poder al PRI. Dejo el cargo en medio de diversos escándalos, como presentarse en público en condiciones etílicas lamentables y luego se retiró de la vida pública y se fue a vivir a la casa de su suegra.

Pero el dato más sensible es que González Márquez tiene una gran amistad con Enrique Alfaro, que hace ya un mes ha logrado diversos acuerdos con Andrés Manuel López Obrador.

Siendo gobernador, lo apoyó para que fuera alcalde de Tlajomulco y luego para ser alcalde de Guadalajara y además fue un gran promotor de Movimiento Ciudadano en Jalisco, desde el primer momento, incluso por encima del panismo que hoy por hoy vive una crisis terminal en la entidad.

Ese nexo de González Márquez con Alfaro agita la creencia entre los panistas de Quintana Roo de que el partido se encamina a entregar el Estado y de que es una dinámica en la cual Marko Cortés, a pesar de haberse resistido en un comienzo, ya ahora comenzó a suscribir. Y por eso la elección de su delegado para la contienda. La Politica Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button