La Última de Petróleo

Deuda de Pemex con proveedores afecta a pequeñas empresas

REDACCIÓN
ORO NEGRO

Al término de 2020 Petróleos Mexicanos (Pemex) acumulaba adeudos con sus proveedores por 168 mil millones de pesos y de esta cantidad una parte afecta a pequeñas y medianas empresas (pymes) incluidos varios contratistas, informó la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Juan Manuel Chaparro Romero, presidente de Fomento Industrial del organismo, reconoció que ya estaban por negociar con las empresas y contratistas para recibir algunos pagos de Pemex a finales del 2020; “sin embargo, al empezar este año, no se tienen los adelantos al respecto y ahora con la agudización de la pandemia de Covid-19, los trámites son más complicados”.

La pandemia ha agravado más la situación de las pymes, a las cuales el gobierno federal tampoco ha procedido a apoyarlas mediante incentivos fiscales para solventar los periodos más críticos de esta situación económico- sanitaria que vive el país, dijo.

El sector de la construcción, que era un importante contratista de Pemex, es el más afectado, pues en la edificación de las principales obras de esta administración, como la refinería de Dos Bocas, en Tabasco; y el Aeropuerto Felipe Ángeles, en el estado de México, se ha desplazado a los proveedores privados con la participación del Ejército.

Chaparro Romero señaló que de un millón de empresas que cerraron en 2020 como consecuencia del Covid-19, muchas eran contratistas de Pemex.

Dijo que ahora están ausentes los programas de factoraje, que en el pasado permitían a las pymes obtener liquidez de la banca de desarrollo contra la garantía de las notas por cobrar a Pemex.

Consideró necesario que el gobierno aporte apoyos fiscales y estímulos a las micro, pequeñas y medianas empresas mexicanas para enfrentar los incrementos en los costos y gastos extraordinarios mientras duran los efectos de esta ya larga pandemia y dar continuidad y oxígeno operativo al consumo.

Advirtió, que de no darse apoyos en estos momentos, se tendrá que recurrir –por el posible repunte de la pandemia y la prolongación del confinamiento–, a la necesidad de los mismos, pero de mayor magnitud a los que se reclaman hoy.

Juan Manuel Chaparro aseveró que la aportación del gobierno mexicano a la actual situación es limitada para contrarrestar los efectos de la crisis económico- sanitaria y de desempleo que se vive y apenas ronda uno por ciento del valor del producto interno bruto (PIB); mismo que no llega ni a 10 por ciento de las empresas existentes en México, cuando en otros países de Latinoamérica como Brasil, Chile, El Salvador, Perú y Bolivia, entre otros, los apoyos de sus gobiernos alcanzan un promedio de 9 por ciento de su PIB en apoyos fiscales. La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button