ChiapasLa Región

Desconfianza y negacionismo llevan al fracaso de la vacunación en Chiapas


Chiapas solo cuente con un nivel de vacunación del 21% en la población de 18 años y más, cuando el país tiene una inoculación del 42%


Con apenas el 21 por ciento de la población adulta inoculada, Chiapas es de largo el estado con un menor nivel de inmunización por la desconfianza de la población indígena hacia la vacunación y una estrategia local criticada por el propio presidente de México.

Al principio de la pandemia, unas 150 localidades pertenecientes a 25 municipios de Chiapas mostraron un rechazo total a la existencia del coronavirus, alegando que era una enfermedad que los Gobiernos crearon para manipular.

En este sentido, el tema de la vacunación no es distinto, y más de un año después del comienzo de la pandemia los pueblos conformados por mayas tzotziles, tzeltales, tojolabales y choles, entre otros, no han cambiado de parecer.

Todo ello ha llevado a que Chiapas, uno de los estados más pobres de México, solo cuente con un nivel de vacunación del 21 por ciento en la población de 18 años y más, cuando el país -que suma 2.65 millones de contagios y 236 mil 331 decesos- tiene un porcentaje de inoculación del 42 por ciento.

Remedios propios

Muchos se resisten a ser inmunizados y prefieren utilizar sus propios métodos de combatir el virus.

Es el caso de don Fernando, originario de San Juan Chamula y 40 años, que mientras vende helados de diferentes sabores con frutas de la región en el centro de San Cristóbal de las Casas, dijo a Efe que no está convencido de la vacuna y todavía no decide aplicarse la primera dosis. Su genética es fuerte, aseguró.

No me convence, porque se puede mejorar la salud con la alimentación, comer sanamente, no consumir tanta cosa enlatada, tanta grasa y esas cosas. No estoy de acuerdo en contaminar el cuerpo”, indicó el hombre.

A pesar de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) está realizando un operativo especial de recuperación de cobertura de vacunación contra el COVID-19 para acercar la vacunación gratuita a las comunidades más lejanas de las urbes, la población indígena sigue renuente, pues afirma que han sobrevivido a esta mortal enfermedad a base de la medicina tradicional.

Luis Gómez, de origen tzeltal, explicó que en Chanal, su pueblo, no llegó la vacuna anticovid, pero que él tampoco piensa aplicársela de buenas a primeras porque le han dicho que es “fuerte” y además él ya tuvo COVID y se curó la enfermedad “con remedios y salí adelante”.

“En Chanal, no se ha escuchado sobre la vacuna anticovid, sé que en San Cristóbal ha llegado pero no me la he puesto a pesar de que ya me dio, ya la sentí que fuerte es, no acudí al médico me la cure con remedios y salí a delante”.

Desinformación en Chiapas

A pesar de la intensa campaña en las diferentes lenguas que ha emitido el Gobierno chiapaneco, durante este periodo de pandemia los pobladores son bombardeados a diario por WhatsApp y algunos medios de comunicación de información engañosa fomentando la desconfianza en el sector salud y creando una opinión de rechazo hacia la vacuna anticovid.

Además, la población que habita en la zonas rurales muestran más confianza en los centros de salud que las comunidades indígenas, donde muchos se aferran a la fe o continúan en la indecisión.

No me convence, porque se puede mejorar la salud con la alimentación, comer sanamente, no consumir tanta cosa enlatada, tanta grasa y esas cosas. No estoy de acuerdo en contaminar el cuerpo”, indicó el hombre.

A pesar de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) está realizando un operativo especial de recuperación de cobertura de vacunación contra el COVID-19 para acercar la vacunación gratuita a las comunidades más lejanas de las urbes, la población indígena sigue renuente, pues afirma que han sobrevivido a esta mortal enfermedad a base de la medicina tradicional.

Luis Gómez, de origen tzeltal, explicó que en Chanal, su pueblo, no llegó la vacuna anticovid, pero que él tampoco piensa aplicársela de buenas a primeras porque le han dicho que es “fuerte” y además él ya tuvo COVID y se curó la enfermedad “con remedios y salí adelante”.

“En Chanal, no se ha escuchado sobre la vacuna anticovid, sé que en San Cristóbal ha llegado pero no me la he puesto a pesar de que ya me dio, ya la sentí que fuerte es, no acudí al médico me la cure con remedios y salí a delante”.

Desinformación en Chiapas

A pesar de la intensa campaña en las diferentes lenguas que ha emitido el Gobierno chiapaneco, durante este periodo de pandemia los pobladores son bombardeados a diario por WhatsApp y algunos medios de comunicación de información engañosa fomentando la desconfianza en el sector salud y creando una opinión de rechazo hacia la vacuna anticovid.

Además, la población que habita en la zonas rurales muestran más confianza en los centros de salud que las comunidades indígenas, donde muchos se aferran a la fe o continúan en la indecisión.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, indicó que se prevé vacunar al 40 por ciento de la población, con un operativo especial de recuperación de cobertura de vacunación contra el COVID-19 en Chiapas.

Desde el pasado 16 de julio la vacunación quedó abierta en zonas rurales para personas de 30 años y más rezagados, mientras que en comunidades lejanas de dificultad de acceso serán vacunados los adultos a partir de 18 años, mediante unidades móviles.

Este fin de semana, fuentes oficiales indicaron que se superó el máximo histórico de vacunación en la región al aplicarse 48 mil 503 dosis contra el COVID-19 en 71 sedes.

Un ligero avance que podría cambiar el rumbo de la vacunación en Chiapas cuando el país padece una tercera ola de contagios que está afectando a los más jóvenes.

Con información de EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button