DestacadasPolitica

Mauricio Toledo se queda sin fuero; es acusado de enriquecimiento ilícito

Mauricio Toledo, diputado del Partido del Trabajo (PT), fue desaforado este miércoles por el pleno de la Cámara de Diputados, lo que permitirá a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) proceder penalmente en su contra por el delito de enriquecimiento ilícito.

En la sesión extraordinaria convocada por la Comisión Permanente, los legisladores se erigieron en jurado de procedencia y respaldaron el dictamen de la Sección Instructora por 381 votos a favor, 24 en contra y 37 abstenciones.

Sin embargo, durante la sesión, la Fiscalía capitalina reveló que el diputado huyó a Chile el pasado 26 de julio.

Rafael Chong, fiscal Especializado en Combate a la Corrupción de la Ciudad de México, hizo un llamado a Toledo para que regrese de inmediato al país y se presente ante la autoridad judicial. “Un servidor público honesto no huye ni se esconde”, remarcó.

En su presentación de los resultados de la investigación contra el diputado, el fiscal anticorrupción de la CDMX aseguró que cuentan con elementos probatorios para ejercer la acción penal por el delito de enriquecimiento ilícito.

El pasado 22 de enero, la Fiscalía capitalina solicitó a la Cámara de Diputados para retirar el fuero al diputado Toledo, luego de que éste, de acuerdo al fiscal especializado, durante sus gestiones como jefe delegacional de Coyoacán y legislador en la Ciudad de México, aumentó su patrimonio injustificadamente.

“El investigado, aprovechándose de los cargos público que ostentó en el periodo del 1 de octubre de 2012 al 6 de marzo de 2015 como jefe delegacional de Coyoacán, y del 14 de septiembre de 2015 al 31 de agosto de 2018, como diputado local en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, incrementó su patrimonio injustificadamente al no coincidir con sus ingresos recibidos por concepto de honorarios y emolumentos”.

“Durante las gestiones del ciudadano Mauricio Toledo como jefe delegacional y diputado local aumentó su patrimonio de forma injustificada (…) Tan sólo el dictamen pericial contable advierte que los ingreso reflejados en los depósito bancarios que recibió Mauricio Toledo del año 2012 al año 2019, de acuerdo con los estados de cuenta aportados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, ascendieron a la cantidad total de 20 millones 826 mil 611 pesos, mientras que la remuneración neta en ese mismo periodo fue de 9 millones 406 mil 624 pesos”, dijo.

Pablo Gómez, presidente de la Sección Instructora en San Lázaro, explicó que “el llamado ‘fuero’ no está para proteger a nadie, sino para garantizar el funcionamiento normal de las instituciones”.

El morenista criticó que la defensa del exdelegado de Coyoacán acusará una “rivalidad” entre él y el diputado del PT sometido al proceso de desafuero.

“Dice que hubo rivalidad como candidatos, pero yo jamás fui candidato contra él. Yo nunca tuve un trato político con esa persona, ni buena ni mala”, dijo Gómez.

Minutos antes del arranque de la sesión en San Lázaro para discutir su desafuero, Mauricio Toledo solicitó su licencia por tiempo indefinido como diputado federal.

Un día antes de que se discutiera su desafuero, Mauricio Toledo reiteró que es inocente y acusó que existe una persecución política en su contra. Sin embargo, el exdelegado de Coyoacán no pudo comprobar ante la Sección Instructora que el aumento de su patrimonio fuera legítimo como sostuvo la FGJ-CDMX en su carpeta de investigación.

De acuerdo con el dictamen de la Sección Instructora, las autoridades señalaron que el legislador adquirió entre 2009 y 2011 una finca ubicada en la alcaldía Tlalpan por un valor de 5 millones 577 mil pesos. Sin embargo, en ese mismo periodo, únicamente tuvo 3.5 millones en ingresos, los cuales eran insuficientes para la compra.

El legislador argumentó que solicitó un préstamo y, con ello, logró concretar la operación, pero las autoridades detectaron que en esos años también realizó otras erogaciones como la compra en efectivo de un departamento valuado en un millón 300 mil pesos, el enganche para otro inmueble y una camioneta.

Es decir, el exdelegado de Coyoacán erogó 7 millones 303 mil 900 pesos en tres años, mientras que sus pruebas documentales indican que, incluso con el préstamo, no superó los 5 millones 90 mil pesos en ingresos. Además, la FGJ-CDMX realizó peritajes donde se determinó que la finca en realidad estaba valuada en 10 millones 504 mil pesos.

“En suma, existen cantidades inmersas a lo largo de la secuela procedimental que no han sido justificadas aun después de la valoración de los peritajes aportados por la defensa (…) determinando con ello, la existencia del delito de enriquecimiento ilícito y cuya probable responsabilidad se actualiza en contra de Mauricio Toledo“, expone el acuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button