La Última de Petróleo

Crudo sube por debilidad del dólar e incertidumbre sobre la oferta de Irán


El crudo Brent para agosto ganó 1.39 dólares, o un 1.89%, hasta los 74.90 dólares por barril. El crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) para julio subió 2.02 dólares, o un 2.82%, a 73.66 dólares.


Los precios del petróleo subieron el lunes, gracias a una pausa en las conversaciones para poner fin a las sanciones de Estados Unidos sobre el crudo iraní, y a que el dólar retrocedió desde máximos de dos meses.

El crudo Brent para agosto ganó 1.39 dólares, o un 1.89%, hasta los 74.90 dólares por barril. El crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) para julio subió 2.02 dólares, o un 2.82%, a 73.66 dólares.

Ambos contratos han subido durante las últimas cuatro semanas por el optimismo que suscita el ritmo de vacunación mundial contra el Covid-19 y el esperado repunte de los viajes de verano en el hemisferio norte. El repunte ha hecho que las primas al contado del crudo en Asia y Europa alcancen máximos de varios meses.

Bank of America dijo que el crudo Brent probablemente alcanzará una media de 68 dólares por barril este año, pero que podría llegar a los 100 dólares el año que viene debido a una demanda reprimida y a un mayor uso de los vehículos privados.

El petróleo se vio impulsado por la debilidad del dólar estadounidense, que puede hacer que los inversores especuladores se decanten por activos en dólares como las materias primas.

Las negociaciones para revivir el acuerdo nuclear iraní se detuvieron el domingo después de que el juez de línea dura Ebrahim Raisi ganó las elecciones presidenciales del país.

“La elección de un líder de la línea dura en Irán está pesando en el mercado, ya que parece menos probable que se levanten las sanciones”, dijo Bob Yawger, director de Futuros de Energía de Mizuho.

Un acuerdo podría llevar a Irán a exportar un millón de barriles diarios más, o el 1% del suministro mundial, durante más de seis meses desde sus instalaciones de almacenamiento.

Funcionarios iraníes y occidentales afirman que es poco probable que el ascenso de Raisi altere la posición negociadora de Irán. Dos diplomáticos dijeron que esperaban una pausa de unos 10 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button