De ImpactoMéxico Rojo

Crece violencia en el norte de Sonora; habitantes claman ayuda de Pavlovich

ÍMURIS, Son.- Las región norte de Sonora acumula 120 horas de actos de violencia en la “cuna” de la gobernadora, Claudia Artemiza Pavlovich Arellano.

Magdalena de Kino e Ímuris han sido los más recientes campos de batalla de la delincuencia organizada que opera en la franja fronteriza con Estados Unidos.

El lunes, los residentes de Ímuris denunciaron la quema de al menos ocho viviendas, cinco por la madrugada y tres más en la tarde.  

“Estos son los efectos de la violencia que se genera en la región por integrantes del crimen organizado que ha afectado a toda la región, lamentablemente al momento no se ha dado a conocer información oficial por parte de autoridades”, acusaron los atemorizados pobladores de esta comunidad, que se localiza a 51 kilómetros al sur del muro fronterizo.

Lo anterior, es un resumen de las últimas 24 horas y los cuatro días previos, la refriega fue en Magdalena de Kino, ciudad natal de la mandataria sonorense.

“Con la guerra que se ha desatado, los negocios han tenido que mantenerse cerrados y la gente con terror durmiendo debajo de las camas”, manifestaron de manera anónima a la opinión pública.

Por motivos de la violencia han frenado sus actividades el comercio, la minería, maquiladoras, ganadería, agricultura y turismo.

“La policía viene, se toma fotos y después se van, nos dejan solos”, sintetizan los preocupados magdalenenses.

También exigen al alcalde Francisco Javier Zepeda Munro que salga a ofrecer certeza a los ciudadanos.

Y a Pavlovich claman:

“Gobernadora Claudia Pavlovich, su cuna está ardiendo, su pueblo está tomado y está bajo el control de la delincuencia”, apuntan.

La policía estatal presumió el sábado 24 la detención de 10 gatilleros e informó que uno de los delincuentes perdió la vida en el enfrentamiento, no obstante, eso no fue suficiente para los manifestantes.

“No queremos mentiras, queremos que realmente trabajen sus policías. Los ciudadanos contabilizan más de 20 muertos en la salida de Tubutama en el evento de ayer (sábado), el boletín oficial de sus policías dice que solo fue uno; 10 detenidos y 7 armas. Este número de armas no hacen una guerra como la que ahora tenemos, sabemos que sus estatales están corrompidos, pero solo lo sabemos nosotros”, concluyeron.

Los enfrentamientos armados en la zona norte de Sonora se derivaron de la detención de José Bibiano Cabrera Cabrera, “El Durango”, extraído en helicóptero el 21 de abril por Sedena y Guardia Nacional en un operativo “relámpago”.

Unos meses se tuvo paz en la zona, pero enseguida el vacío de poder generado por la captura de El Durango generó la avaricia de los otros cabecillas del cártel. Proceso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button