La RegiónQuintana Roo

Crece pobreza en Quintana Roo: Coneval


El estado conserva las cifras más bajas de la península de Yucatán



De los tres estados de la península de Yucatán, Quintana Roo mostró un incremento porcentual más alto en cuanto a datos de pobreza y pobreza extrema, de acuerdo al más reciente informe de pobreza y evaluación 2020 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval); aunque al mismo tiempo mantiene los niveles más bajos de su población en condiciones de pobreza.

El informe sobre medición de pobreza 2020, apunta que 47.5 por ciento de la población en Quintana Roo padece de pobreza, 17.3 por ciento adicional a la cifra de 2018; mientras que Campeche pasó de tener de 49 a 50.5 por ciento, es decir, 1.5 por ciento más de su población en estas condiciones. Yucatán aumentó 5.5 por ciento sus índices, pues para 2018 era de 44 por ciento, y en 2020 fue 49.5.

Aún con estas cifras, Quintana Roo tiene la cifra más baja de población en pobreza, que es de 47.5, por 50.5 en Campeche y 49.5 en Yucatán.

En cuanto a pobreza extrema, el estado de Quintana Roo elevó 6.8 por ciento la cifra de personas en los últimos dos años, pasando de 3.8 a 10.6; pero en Yucatán pasó de 6.5 a 11.3 y Campeche, de 9.5 a 12 por ciento.

Quintana Roo

Hasta el penúltimo informe de 2018, la medición de pobreza para ese año alcanzó 30.2 por ciento de la población, 3.8 por ciento se encontraba en pobreza extrema; el porcentaje de población vulnerable por carencias sociales fue de 34.8 por ciento, en tanto, 5.9 por ciento del total de la población era considerada vulnerable por ingresos, lo que significa que no tenían ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades.

Además, en 2018, la población no pobre y no vulnerable en Quintana Roo era 467 mil 300 personas, que representaron el 29.1 por ciento del total.

En una década, de 2008 a 2018 los registros indican que la pobreza había disminuido en 6.1 puntos porcentuales, pero también se sumaron 46 mil 700 personas más en pobreza.

También en ese periodo, la pobreza extrema disminuyó en 4.3 por ciento.

En el último Informe, el de 2020, a un año de pandemia por Covid-19 y en comparación con 2018, la pobreza aumentó de 30.2 por ciento a 47.5; mientras que la pobreza extrema pasó de 3.8 por ciento, a 10.6 por ciento. La vulnerabilidad por carencias sociales también tuvo una disminución de 34.8 por ciento a 21.5 por ciento, pero la vulnerabilidad por ingresos pasó de 5.9 por ciento a 9.5 además de que otro rubro que mostró disminución fue la población no pobre y no vulnerable que pasó de 29.1 a 21.5 por ciento.

En cuanto a las líneas de pobreza por ingresos, en 2018 se encontraba 7.1 por ciento de la población con ingresos inferiores a la línea de pobreza extrema por ingresos, en tanto que de 2018 al 2020 el porcentaje de aquellas personas de la población con ingreso inferior a la línea de pobreza por ingreso pasó de 36.1 a 57 por ciento.

En otros rubros relacionados a la situación económica, el rezago educativo aumentó de 17 por ciento en 2018 a 17.5 en 2020; en contraste, el acceso a los servicios de salud aumentó de 15.6 por ciento a 24.8; el acceso a la seguridad social fue de 44 a 48.3 por ciento; la calidad y espacios de la vivienda pasó de 21 a 14.2 por ciento, y el acceso a servicios básicos en la vivienda decreció de 21.8 a 21.4 por ciento. Por otra parte, el acceso a la alimentación nutritiva y de calidad, pasó de 20 a 29.4 por ciento.

Yucatán

De 2008 a 2018 la pobreza en Yucatán había disminuido 6.2 por ciento: pasó de 47 por ciento a 40.8; es decir, seis mil 500 personas menos en diez años dejaron el estatus de pobre. Y en ese mismo periodo, de 2008 a 2018, la pobreza extrema se redujo en 2.2 por ciento: pasó de 8.9 a 6.7 por ciento, representando unas 23 mil 800 personas menos en pobreza extrema.

El porcentaje de personas vulnerables por carencias sociales, aquellas que tienen un ingreso superior a la línea de pobreza de ingresos pero con una o más carencias, aumentó 3.8 por ciento y alcanzó en 2018 un 33.3 por ciento, es decir, unas 165 mil 100 personas.

También en un 0.7 por ciento creció la población vulnerable por ingresos, de 2008 a 2018, que se traduce a 29 mil 300 personas, mientras que la población no pobre y no vulnerable también tuvo un aumento de 1.8 por ciento, que representa a 90 mil 700 personas.

En comparación con 2018, la pobreza aumentó de 44 a 49.5 por ciento, mientras que la pobreza extrema pasó de 6.5 a 11.3 por ciento; la vulnerabilidad por carencias sociales también tuvo una disminución de 34.8 por ciento a 21.5 por ciento, pero la vulnerabilidad por ingresos pasó de 5.9 por ciento a 9.5, además de que otro rubro que mostró disminución fue la población no pobre y no vulnerable que pasó de 29.1 a 21.5 por ciento.

Así también, resalta que Yucatán aumentó en un .2 por ciento el rezago educativo: pasó de 2018 a 2020 de 21.6 a 21.8 por ciento; en cuanto a acceso a servicios de salud, creció de 14.1 a 24.7 por ciento, y en cuanto a acceso a seguridad social, este disminuyó al transitar de 49.8 por ciento a 49.4 por ciento.

Campeche

De acuerdo con los resultados de la medición de la pobreza 2018, el 49 por ciento de la población de la entidad vivía en situación de pobreza, lo que corresponde a unas 440 mil 400. De este universo, el 36.5 por ciento estaba en situación de pobreza moderada, mientras que el 9.5 por ciento de la población se encontraba en situación de pobreza extrema.

En ese mismo año, el porcentaje de población vulnerable por carencias sociales en Campeche fue de 27.1 por ciento. Al mismo tiempo, 5.9 por ciento de la población era vulnerable por ingresos mientras que el 18 por ciento es considerada no pobre y no vulnerable.

Para este 2020, el porcentaje de pobreza se incrementó a 50.5 por ciento, un 1.5 por ciento adicional en dos años. La pobreza extrema se elevó en 2.5 por ciento, alcanzando el 12 por ciento y aumentó en un 6.1 por ciento, la vulnerabilidad por carencias sociales, aunque también aumentó al 21.3 por ciento el número de personas no pobres.

Otros datos importantes: Campeche pasó de un 19.4 a un 19.2 por ciento de rezago educativo, y creció a 21 por ciento, un 9.3 por ciento más; el acceso a servicios de salud aumentó de 54.8 a 54.9 en el acceso a la seguridad social, aunque en calidad y espacios de vivienda se redujo de 16.5 por ciento a 13.5 por ciento.

Otro dato importante es que en estos dos años Campeche redujo de 29.7 a 26.1 por ciento el acceso a la alimentación nutritiva y de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button