DestacadasEconomía

COVID elevó en 168 mil mdp el gasto en 2020: SHCP

REDACCIÓN
ORO NEGRO

La pandemia del Covid-19 incrementó el gasto de la administración pública centralizada, sin considerar los órganos autónomos, a 3.1 billones el año pasado, 168 mil 200 millones de pesos de lo programado, señaló la Secretaria de Hacienda en su Informe sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública.

Ese gasto adicional se dirigió a la mitigación de la pandemia mediante el aumento del presupuesto de 2.2% a la Secretaría de Salud, 19% a Bienestar y 277% a Economía.

Este aumento en el gasto se combinó con una baja de 183 mil 300 millones de pesos en los recursos presupuestarios del gobierno -que suma la recaudación de impuestos, cobros de derechos, venta de bienes, y otros ingresos-, debido a la caída en la venta de hidrocarburos y combustibles de Pemex y electricidad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como en las cuotas que recibe el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a causa del desempleo formal, explicó el subsecretario Gabriel Yorio al presentar el informe.

Y con el incremento en el gasto en desarrollo social, al que se destinaron 2.8 billones de pesos, casi dos tercios de todo el gasto público programable y un aumento de 3.7% real frente al año previo.

No obstante, gracias al incremento de los ingresos tributarios de 0.8% real anual, para alcanzar los 3.3 billones de pesos, el balance primario del sector público, que únicamente contrasta los ingresos con los gastos, exceptuando los financieros, es decir, los intereses de la deuda, cerró 2020 con un superávit de 0.1% del PIB.

En cambio, el balance del sector público, que también coteja ambos renglones de ingreso y gasto, pero desde una perspectiva más amplia que incluye al sector paraestatal compuesto por Pemex, CFE, IMSS e ISSSTE, presentó un déficit de 2.9% del PIB.

Uno de los renglones del gasto que resultó afectado fue el de las participaciones que se transfieren a los estados, con una reducción de 7.2%, equivalente a 35 mil 172 millones de pesos, lo cual activó el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF), con lo que se entregaron a las entidades federativas un total de 76 mil 500 millones, en depósitos mensuales en lugar de las habituales transferencias anuales.

En consecuencia, el FEIEF terminó el año con sólo 30 mil 650 millones, poco más de la mitad de los 60 mil 461 que tenía al cierre de 2019, y en general, el saldo de los tres fondos de estabilización se vio reducido a 63 mil 383 millones, luego de que 12 meses antes tenían en sus arcas 239 mil 765 millones, debido a la baja de 149 mil millones en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP).

Para restablecer las caídas en los ingresos y el aumento de los gastos, sobre todo en salud, el gobierno federal echó mano de los reintegros por 500 mil millones de pesos hechos a la Tesorería de la Federación, entre los que destacan los fondos provenientes del Aeropuerto de la Ciudad de México (FIPORT), y que se destinaron a cubrir programas prioritarios de inversión y para contener los efectos de la pandemia, indicó Victoria Rodríguez, subsecretaria de Egresos.

También recibió 2 mil 380 millones de dólares por coberturas petroleras, con lo que se compensaron los diferenciales de los ingresos petroleros y tributarios del gobierno federal, que terminaron en conjunto 4 mil 400 millones de pesos por encima de lo programado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button