De Impacto

COVID, el momento más crítico de la pandemia

JULIO RAMÍREZ
ORO NEGRO


Los hospitales de la Ciudad de México y de otras regiones del país reportan un abarrotamiento por casos de COVID-19 en lo que se perfila como la peor parte de la pandemia en México.

“En este momento buena parte de los hospitales del país están al límite de sus capacidades, particularmente en lo que se refiere a pacientes críticos y que necesitan oxígeno. Hay también dificultad para conseguir este elemento en los establecimientos privados, en el comercio“: Alejandro Macías, Epidemiólogo.

Médicos consideran que, en materia hospitalaria, la situación ya está fuera de control y no se puede garantizar la atención con los recursos materiales y humanos que se tienen actualmente.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), indica que los contagios y las muertes por esta enfermedad siguen creciendo, principalmente en estados en los que se realizaron reuniones y turismo a fin de año.

“En México los casos y muertes siguen aumentando, especialmente en los estados que atrajeron mucho turismo durante las fiestas de fin de año como Guerrero, Quintana Roo, Nayarit y Baja California Sur”, menciona Carissa F. Etienne, directora de la OPS.

NECESIDADES Y ABUSO

En la sociedad se requiere del trabajo para salir adelante y solventar los gastos, pero es importante tomar en cuenta que en estos momentos se necesita cumplir con las reglas y entender que la pandemia exige la inactividad social para que disminuya el ritmo de contagios.

A decir del epidemiólogo Alejandro Macías, las medidas de cierre de negocios sólo por cerrarlos o cambiar los horarios de atención carecen de sentido en la dinámica de la propagación del COVID-19, por ello es importante generar condiciones idóneas para que las personas puedan trabajar con seguridad sanitaria.

“Han sido acciones en las que en lugar de cerrar a las 9:00 de la noche cierran a las 7:00. Lo único que hacen es que va la gente de 6:00 a 7:00. Lo que tienen que hacer es ser más razonables. Yo creo que se tiene que hacer más uso –yo he insistido mucho en eso– de los medidores de contaminación de respiración humana. Sabemos que este virus se respira. Y hay una manera de medir esa contaminación, que es a través de los detectores de dióxido de carbono.

“Miden las partículas de este compuesto que hay en el ambiente. Lo normal no debe de sobrepasar mil, arriba de mil partes por millón o ppm ya es peligroso. Lo normal en exteriores es de 450. Yo he visto sitios cerrados, oficinas, juzgados, en donde me ha tocado ir y he hecho mediciones de dos mil o dos mil 500. En esas circunstancias va a haber contagios”, explica.

Las autoridades, de acuerdo con el médico, tienen que ser más selectivas, ya que hay negocios que cumplen con tener áreas interiores ventiladas y distanciamiento en zonas exteriores, en tanto que otros no, y respetar las medidas es fundamental para que disminuya el ritmo de contagio.

A lo largo del país se han implementado cierres por días de la semana. En el caso de Morelia, Michoacán, por ejemplo, se ordenó un cierre total los días domingo en donde sólo se permite la apertura de algunos negocios como farmacias y gasolinerías.

El epidemiólogo consultado considera que estas medidas carecen de todo sentido si lo que se busca es disminuir los contagios.

La operación de negocios se puede realizar si se acredita que hay sitios ventilados y con mesas distanciadas en donde se demuestre que hay una baja concentración de dióxido de carbono y el personal tenga una correcta higiene de manos y utilice cubrebocas.

Las medidas implementadas para evitar la propagación del virus como el cierre de los negocios de manera indiscriminada o los cambios de horarios, carecen de sentido en la dinámica de la propagación del coronavirus

SE FUE EL TEMOR AL COVID-19

El epidemiólogo Alejandro Macías considera que la gente se está acostumbrando a realizar actividades sociales y no se da cuenta del peligro de contraer una infección por COVID-19 en este momento tan difícil.

“No es que haya más preocupación, yo creo que por el contrario, mucha gente ya se acostumbró, mucha gente ya se despreocupó, cuando este es el peor momento para enfermarse.

“Mucha gente tiene que salir a trabajar porque si no trabaja difícilmente comen mañana, y eso hay que entenderlo. Es muy difícil de regular, pero también hay mucha gente que se ha fastidiado o que ha salido cuando no debe hacerlo, buscan actividades sociales cuando tendrían que evitarse, hay conglomeraciones, reuniones brutales que no son indispensables”, critica el experto.

El doctor Alejandro Macías asegura que en este momento la responsabilidad es de todos y de cada uno para poder salir adelante en esta pandemia por COVID-19.

“Aquí y ahora la responsabilidad es individual. La gente sabe que hay riesgo. Mantente en casa lo más que puedas. Si tienes que salir, usa el cubrebocas, pórtalo y pórtalo bien, evita los lugares atiborrados, ventila los espacios cerrados, mantente en buena condición física”, comenta. Vía Reporte Indigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button