De Impacto

Compradores paja, eje del tráfico de armas hacia México


En un informe desclasificado, el gobierno estadounidense reconoce lo laxo de sus leyes sobre compra de armamento


En un documento descalificado, el Departamento de Justicia de EU reconoce que el tráfico de armas dentro de su territorio y hacia México, es una problemática de seguridad pública.

“El tráfico de armas de fuego a delincuentes violentos, pandillas y organizaciones de tráfico de drogas, ya sea en nuestras ciudades o al otro lado de la frontera entre Estados Unidos y México, representa una grave amenaza para la seguridad pública. Compradores paja (estadounidenses sin antecedentes penales que compran armas de fuego para traficantes de drogas o delincuentes violentos) son el eje de la mayoría de las operaciones de tráfico de armas de fuego”, puntualiza.

El documento menciona que la operación de los compradores paja hace extremadamente difícil para los agentes de seguridad estadounidenses rastrear armas de fuego.

También reconoce que la ley de ese país es laxa hacia esa operatividad criminal, situación que impide a los jueces lograr una condena hacia los traficantes cuando son ubicados.

“La ley federal podría disuadir a los traficantes de armas de fuego prohibiendo expresamente (la compra paja), e imponiendo un mínimo de sanciones por compra y desvío ilícito de armas de fuego. Bajo la ley actual no hay estatuto específicamente dirigido a la compra de artículos falsos o al tráfico de armas de fuego.

“Es difícil probar la intención de un comprador falso o traficante de armas de fuego de transferir un arma de fuego a otras personas; por lo tanto (…) el Congreso debería enmendar la ley federal para agregar la compra paja y el tráfico de armas de fuego en la Ley de Organizaciones Corruptas y Delitos Violentos, y especificarlos como actividades ilegales para el blanqueo de capitales”, establece.

Thomas Chittum, subdirector de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en internet), señaló: “Los delincuentes se arman a través de los siguientes métodos: traficantes de armas de fuego, robos, mercado minorista, armas de fuego de fabricación privada y ventas en el mercado (por ejemplo, exhibiciones de armas y mercados de pulgas)”.

Finalmente, menciona que el robo de armas de fuego es una seria amenaza para la seguridad pública de Estados Unidos, ya que el FBI calculó que entre 2012 y 2017 se robaron en ese país 1.8 millones de armas a particulares. Fuente El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button