La Última de Petróleo

Combustóleo, el “éxito” de Pemex en refinación


El porcentaje promedio de utilización del sistema de seis refinerías de la petrolera subió a 45.3% durante el pasado mes de febrero, pero en los últimos siete meses ha perdido terreno la elaboración de combustibles ligeros, que son los más rentables y menos contaminantes


Combustóleo, el “éxito” de Pemex en refinación

Petróleos Mexicanos (Pemex) procesó en febrero 713,283 barriles diarios de crudo en sus refinerías, logrando incrementar en 54% este volumen en comparación con el año anterior. Con ello, logró pasar de 28.3% a 43.5% en el nivel de utilización de su capacidad instalada, aunque desde agosto del año pasado produce más combustóleo que gasolinas y entre un año y otro, se duplicó su producción de combustóleo que en febrero fue de 248,100 barriles diarios.

Según el último reporte de la Base de Datos Institucional de la empresa, el proceso de crudo del Sistema Nacional de Refinación de Pemex) aumentó 1% o 7,000 barriles diarios en comparación con enero, acumulando tres meses consecutivos de aumentos.

Así, la estatal tuvo en el segundo mes el año una utilización de 43.5% de su capacidad de proceso de crudo, el uso más alto que ha tenido para febrero desde el 2017, ya que en 2018 cayó a 33.1%, en 2019 a 36.6% y en 2020 tocó fondo al llegar a 28.2 por ciento.

En el acumulado de los primeros dos meses del año, las seis refinerías de Pemex tuvieron un volumen promedio de proceso de crudo de 709,860 barriles diarios, que significó una utilización de 43.3% de la capacidad. Con ello, también logró su mejor nivel para en los últimos cuatro años, luego de que en 2018 bajó a 34%, en 2019 a 33.7% y en 2020 a 31 por ciento de uso.

Un mayor volumen de proceso de crudo implica más elaboración de combustibles, aunque no han sido los más ligeros y comerciales, como se observa en los reportes de la empresa. Por un lado, la elaboración de gasolinas automotrices llegó en febrero a 247,845 barriles diarios, con un incremento anual de 56% en comparación con el mismo mes del año anterior. En comparación con enero, este volumen aumentó 12%, mientras que en promedio del bimestre llegó a 234,368 barriles diarios, con un aumento de 33% en comparación con el año anterior. 

Mientras tanto, en febrero Pemex reportó una elaboración de 248,100 barriles diarios de combustóleo, que son 255 barriles diarios más que el volumen de gasolinas. Con esto, se hilaron siete meses en que la producción de combustóleo superó a la de gasolinas. 

En agosto del año pasado, Pemex produjo 53,052 barriles por día de combustóleo más que lo que produjo de gasolinas; en septiembre, esta diferencia a favor del combustóleo fue de 40,112 barriles diarios; en octubre fue de 28,228 barriles por día; noviembre llegó a 10,609 barriles diarios; en diciembre subió a 14,228 barriles por día, y en enero la diferencia a favor del combustóleo fue de 10,090 barriles diarios. 

Así, se observa que la producción de combustóleo de febrero, de 248,100 barriles diarios, fue 110.9% o dos veces superior a la del mismo mes del año anterior, en que reportó 124,619 barriles por día. En el promedio bimestral, la estatal produjo 239,541 barriles diarios, volumen 92% superior al del mismo lapso del 2020. Finalmente, entre enero y febrero, aumentó 7.4% la producción de este combustible que se utiliza para generación eléctrica y ha provocado tanta polémica por sus efectos ambientales que incluso llevaron a su prohibición en la industria náutica, mientras que en México se le vende a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que buscó modificar la Ley de la Industria Eléctrica a través de una iniciativa de reforma presidencial que obtuvo una suspensión judicial hasta su sentencia gracias a los amparos de empresas de generación mediante renovables. 

En su Plan de Negocios 2021-2025, Pemex planteó que al finalizar el sexenio, el proceso de crudo en las refinerías, incluyendo Dos Bocas, llegará a 1.565 millones de barriles diarios, o sea, 80% de la capacidad instalada. En tanto, el año pasado, la inversión real en Transformación Industrial fue menor en 19% a los requerimientos de la empresa para la modernización de refinerías y la construcción de la nueva planta en Dos Bocas, Tabasco, llegando a 46,932 millones de pesos. Karol García / El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button