Opinión

Chiapas y la desestabilización


En un comunicado firmado por el subcomandante Galeano, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) ha avisado que Chiapas está “al borde de la guerra civil”.

El EZLN acusa al Gobierno estatal de intentar sabotear la salida de la delegación zapatista La Extemporánea, que participa en una gira por Europa, al ordenar el plagio de dos de sus miembros. Ante ello, los zapatistas han convocado a una manifestación el próximo viernes 24 de septiembre frente a las casas del Gobierno de Chiapas y las embajadas y consulados de México.

Por estos actos, el EZLN responsabilizó a la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (ORCAO), a quienes describe como una organización político-militar de corte paramilitar.

Aseguran que este grupo posee uniformes, equipos y armas obtenidos del dinero que captan a través de programas sociales. “Con esas armas disparan todas las noches contra la comunidad zapatista de Moisés y Gandhi”, acusan.

Aunque señalan a la ORCAO como los autores materiales del secuestro, acusan que el gobernador estatal, Rutilio Escandón, dio la orden.

El EZLN deja en claro que, si la situación no ha escalado y  fue gracias a la intervención de párrocos que viven en la localidad y de organizaciones sociales no gubernamentales que intentan ayudar a resolver el conflicto.

Las y los miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional también lanzaron un ultimátum al gobierno de Rutilio Escandón: dicen que la próxima vez ya no habrá un comunicado, sino acciones.

Y es que el EZLN asegura que el gobierno de Chiapas es permisivo con “las bandas de narcotraficantes y alienta, promueve y financia a grupos paramilitares como los que atacan continuamente comunidades en Aldama y Santa Martha”. Y además señalan al gobierno de Rutilio Escandón, reprimir las protestas de las y los estudiantes normalistas de Mactumactzá.

Si el EZLN, logró desestabilizar el país en 1994, la situación ahora puede ser mucho mas compleja por que ahora esta el narcotráfico de por medio y el negocio millonario del trafico de personas que esta manejando el crimen organizado.

Hace unos días escribía en esta columna la complicada situación de Chiapas en estos momentos y hablaba de un eminente estallido social en ese estado de la república

Esta el tema de los migrantes que no es menor.  Y es que quienes manejan el tráfico de migrantesy que justo tienen gran parte de su operación en Chiapas,  ya no son los clásicos polleros, que se dedicaban a pasar personas para cruzarlos a Estados Unidos. Hoy, el narcotráfico ve a los migrantes como un negocio alterno y lucrativo. Narcotraficantes que operan en Centroamérica y México.

Y es que la forma de operar de los narcotraficantes para trasladar droga es la misma que utilizan para mover migrantes.

Si el dinero de la droga no les llega de manera rápida, el tráfico de personas les paga, aunque estos migrantes no lleguen a Estados Unidos.

El Escuadrón Zapatista

Integrantes realizaron una gira por Europa para hablar de su lucha contra la desigualdad; en la imagen, arriban al AICM, en su regreso a México, el 11 de septiembre.Foto: Cuartoscuro

Es tan rentable para estas organizaciones criminales enganchar a los migrantes, que este delito aumenta cada año. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM), si los “coyotes” pasan 100 mil personas y cobran cinco mil dólares a cada una, obtendrían 500 millones de dólares, lo que equivale a 10 mil millones de pesos mexicanos.

Según sus reportes, sólo en julio pasado detectaron el cruce de 222 mil personas migrantes.

Cubanos, haitianos, africanos y venezolanos han narrado que desde su travesía por la selva del Darién, entre Colombia y Panamá, la oferta del viaje puede costar entre 4 mil a 5 mil 500 dólares, es decir, entre 80 mil a 110 mil pesos.

¿Cuántos de estos personajes que lucran con migrantes y otros negocios ilícitos están registrados ante el Instituto Nacional de Migración? Muy pocos, porque la frontera es sumamente porosa.

Por esa frontera llegan también quienes se dedican al robo a casa-habitación, secuestro y extorsión. Son verdaderas mafias que entran y salen de México a su antojo. Muchos extranjeros que son deportados cuando son detenidos, por ejemplo, por robo a casa-habitación, regresan por esa frontera nuevamente a México a delinquir.

El mercado ilegal no se limita al trasiego de drogas desde centro y Sudamérica, sino al tráfico ilegal de armas y al de personas, debido a que Chiapas es una entidad por la que a diario transitan miles de migrantes a diario, incluidas mujeres y menores de edad, los principales blancos de los grupos criminales.

Y esta es la violencia que están denunciando los párrocos que a su vez están fungiendo como mediadores con el EZLN.

La escalada de violencia fue denunciada en agosto pasado líderes religiosos católicos de la parroquia San Bartolomé de Venustiano Carranza manifestaron hoy su preocupación por la presencia y creciente actividad delincuencial de los grupos del crimen organizado que se han asentado en diversos municipios de la entidad

Denunciaron que en toda la región fronteriza y otros pueblos más “están viviendo esta violencia, que han sido amenazados y que han tenido que salir de sus comunidades hacia la montaña.

Y es que asustar a la población y provocar su salida de las comunidades, los grupos criminales utilizan artefactos fabricados con pólvora y capacidad para hacer volar viviendas.

Pese a las denuncias de los habitantes, la Fiscalía de Justicia de Chiapas niega la existencia de “autobombas”. Sólo reconoce los cateos, decomiso de armas, cartuchos útiles, equipos de radio comunicación, droga y vehículos.

Y este sólo es la punta de la gran montaña que estaremos viendo de conflictos en Chiapas en las próximas semanas, conflictos que pueden contaminar otros estados de la república.

Bibiana Belsasso/Bajo Sospecha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button