La RegiónQuintana Roo

Castigo a navieras que violen normas contra Covid-19 en QRoo, pide Cofepris


El fin de semana inmovilizaron nueve embarcaciones privadas por exceder el aforo


“Sanciones ejemplares” contra las empresas de transporte público marítimo que operan en Quintana Roo que no acaten las disposiciones oficiales para contener los contagios de Covid-19, pidió la delegación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en la entidad a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes federal. 

El director de la Cofepris en Quintana Roo, Miguel Alejandro Pino Murillo, explicó que las navieras, que dependen del gobierno federal y trasladan a quienes entran y salen de las principales islas de la entidad, están autorizadas para operar al total de su capacidad, pero esto no las exime de sujetarse a las medidas sanitarias, las cuales no respetan a pesar de que se les han impuesto multas hasta de 80 mil pesos, por lo que se planteará la posibilidad de quitarles la concesión.

Pino Murillo dio a conocer que el pasado fin de semana fueron inmovilizadas en Quintana Roo (entidad en color naranja del semáforo epidemiológico) nueve embarcaciones privadas en las cuales se efectuaron fiestas en las que se superó el aforo permitido, de 50 por ciento.

Foto: Cofepris

Actualmente la entidad registra números “muy altos” en relación con la cifra de personas contagiadas por Covid-19, particularmente en los municipio de Benito Juárez (Cancún) y Solidaridad (Playa del Carmen), donde se concentran más de la mitad de los casos positivos activos. 

Según indicó recientemente el gobernador Carlos Joaquín González, desde la semana anterior se han rebasado los 500 contagios al día, aunque destacó que esto no ha sido proporcional a los índices de hospitalización y decesos. 

El mandatario detalló que ha sido en los buques, lanchas, yates y demás transportes marítimos donde se registra una “gran cantidad de contagios”, derivado de su uso sin medidas de distanciamiento, principalmente entre el sector juvenil, que organiza fiestas a bordo, lo que hace difícil su vigilancia.

“Es difícil de controlar, porque se meten a espacios del mar en los que tenemos que combinar apoyo de la Policía Federal o Secretaría de Marina para poder llevar a cabo estos procesos, pero además las propias marinas y muelles que hay en los puertos”, refirió. La Jornada Maya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button