México Rojo

Cártel Santa Rosa de Lima desató terror en Guanajuato con balaceras y ejecuciones


Aunque ha pasado un año de la detención de José Antonio Yépez Ortiz, líder del grupo criminal, sus lugartenientes se mantienen en disputas sangrientas contra el Cártel Jalisco Nueva Generación en la entidad que registra más asesinatos en el país


Supuestos integrantes del Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL) desataron el terror con quema y disparos a viviendas en Celaya, Guanajuato, donde además ejecutaron a una mujer.

De acuerdo con reportes locales, la irrupción del grupo criminal sucedió alrededor de las 04:00 horas de este 20 de agosto en la comunidad de Rincón de Tamayo, al sur de la ciudad.

Un comando de al menos cuatro vehículos, con civiles armados a bordo, arribaron a una casa de la calle Albino García, Barrio de la Cruz, donde golpearon la entrada con una camioneta para ingresar por la fuerza en busca de su víctima. Adentro la ejecutaron, según casquillos percutidos localizados al interior como afuera del domicilio.

Mediante un video compartido en redes, los presuntos miembros del CSRL habrían presumido sus acciones con detonaciones y gritos. Sobre una calle oscura se aprecian un coche con líneas azules al medio, una camioneta tipo pick up color azul, además otra camioneta cerrada blanca y un auto color rojo.

“¡Ánimo, ánimo, ánimo, todos, todos bien verg*, bien verg*s, ahuev*, puro Marro, verg*!”, gritaba el supuesto seguidor de José Antonio Yépez Ortiz, el Marro, líder criminal detenido el 2 de agosto de 2020.

Unas seis cuadras adelante de Albino García, una vivienda fue incendiada, pero solo resultó con daños materiales, porque no había personas al interior. Cerca de ahí, otro domicilio quedó con impactos por arma de fuego, pero este lugar igual estaba deshabitado.

Algunos reportes indicaron que los presuntos miembros del crimen organizado perseguían a enemigos en la zona. En tanto, otras fuentes señalaron que se habría dado un enfrentamiento con fuerzas de seguridad.

Por una fotografía filtrada se dio cuenta de una narcomanta colgada en las rejas de una casa de Rincón de Tamayo, supuestamente firmada por el Cártel Santa Rosa de Lima en desafío a sus rivales del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“AQUI ANDAMOS Y NO NOS VAMOS HIJOS DE SU PUTA MADRE SALGAN AL TOPON PINCHES FOCOELITES PURA PUBLICIDAD CARGAN TIRANDO SUS CARTULINAS […] QUE LES QUEDE CLARO QUE SOMOS DUEÑOS DE GUANAJUATO (sic)”, señalaba parte del narcomensaje con el símbolo de un triángulo que contenía un marro al interior.

Elementos ministeriales acudieron para el procesamiento de la escena criminal, así como el traslado de la víctima al servicio médico forense para su identificación y las diligencias correspondientes.

Aunque el Marro fue detenido hace más de un año, la ola de violencia no para en Guanajuato, donde lugartenientes del CSRL como el M1siguen la disputa territorial contra las fuerzas del CJNG. Siguen los descuartizados, policías atacados, secuestros, cobro de cuotas ilegales y venta de metanfetaminas, así como las masacres.

Parte de la narcoguerra se ha reflejado a nivel nacional, pues la entidad encabeza la lista con 2,098 asesinatos en los primeros siete meses de 2021. En julio pasado hubo 68 ejecuciones en León, 34 en Celaya, 22 en Irapuato, 9 en Salamanca y 5 en Apaseo el Grande. Estas alcaldías son parte de las 50 con mayores casos de homicidios dolosos en el país.

Este 18 de agosto reciente, supuestos integrantes del crimen organizado secuestraron a la empleada de una rosticería en Apaseo el Grande, a punta de pistola y con total impunidad. Horas después se reportó que la mujer había regresado sana y a salvo.

Los hechos ocurrieron en la comunidad el Castillo, en el negocio conocido como “Rosticería León”. De acuerdo con reportes locales, los sujetos llevaban consigo una especie de cartulina utilizada por células delictivas para intimidar a locatarios para obligarlos a pagar extorsiones.

Un video de seguridad registró el momento en que dos hombres con pantalón de mezclilla, sudaderas negras y encapuchados, ingresaron al local empuñando dos armas cortas para amagar a la víctima, así como a un hombre que no pudo impedir el secuestro.

En las imágenes se aprecia que uno de los agresores intenta someter a la mujer, quien se encontraba detrás del mostrador. Sin embargo, ella forcejea y pelea para no ser plagiada. El secuestrador la jala y poco a poco fue sacándola hasta lograr llevársela. Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button