México Rojo

Balaceras y ejecuciones dejó el arresto del “Werko”, líder de la Tropa del Infierno en Tamaulipas


La presunta captura de Fernando de Jesús Rodríguez Adame, alias el Werko, quien también es identificado como sobrino de Miguel Ángel Treviño, el Z-40, desató el terror en Nuevo Laredo, Tamaulipas


El Ejército mexicano ha descabezado este lunes al Cártel del Noreste, tras la detención de uno de sus líderes criminales en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas (al noroeste del país).

Fernando de Jesús Rodríguez Adame, alias el Werko, señalado como cabecilla del brazo armado La Tropa del Infierno, fue presuntamente capturado en una operación militar en la entidad del norte, de donde es originaria esta organización.

Según los reportes, la detención provocó un aumento de la violencia en la región.

Horas después de que trascendiera el apresamiento, en redes sociales vecinos de Nuevo Laredo denunciaron bloqueos y balaceras en importantes avenidas, supuestamente comandas por el hermano del Werko, identificado como Alberto Rodríguez, alias el Mallito.

Además de la captura de este líder criminal, se informó que al menos ocho sicarios de La Tropa del Infierno habrían sido neutralizados por los militares.

El operativo que resultó en la captura del criminal ocurrió en la colonia Francisco Villa, donde los sicarios atacaron a balazos a las autoridades, quienes repelieron la agresión.

El Werko es, por linaje y poderío, uno de los objetivos prioritarios del gobierno de Tamaulipas. De acuerdo con informes oficiales, está casado con una de las sobrinas de Miguel Ángel Treviño, el Z-40, fundador del cártel de Los Zetas.

La Tropa del Infierno es brazo armado del Cártel del Noreste. Está integrado principalmente por jóvenes que tienen la encomienda de pelear las plazas de Tamaulipas. En este estado son comunes los retenes y narcobloqueos por parte de este grupo criminal.

El grupo criminal acaparó los titulares de la prensa en 2019, luego que el 27 de agosto de ese año, un menor de 16 años de edad muriera durante un enfrentamiento entre los sicarios y la Policía Estatal de Tamaulipas. El niño era integrante de la “Tropa del Infierno”, y su alias era Juanito Pistolas.

Medios locales han reportado que los integrantes del CDN han estado acosando a los empresarios de la localidad, sobretodo de las gasolineras. Sus ataques han despertado el miedo entre los ciudadanos debido a la violencia extrema que los caracteriza.

Antes del asesinato del niño sicario, circuló en redes un video donde se observa a una mujer rezar desesperadamente el Ave María, mientras se resguarda de una ráfaga de balas que sicarios lanzan contra policías tamaulipecos. Se trata de una emboscada que en agosto del año pasado, cuando La Tropa del Infierno atacó a los elementos que encabezaban un retén de revisión en la carretera que va de Nuevo Laredo a Piedras Negras (Coahuila).

Las amenazas del cártel en Tamaulipas han provocado que las gasolineras dejarán de suministrar combustible a la Policía Estatal y al Ejército. Actualmente el gobierno estatal tiene un convenio con dos empresas para suministrar a sus unidades, sin embargo se negaron a abastecerlos.

En la ciudad de Monterrey, capital de Nuevo León, han dejado varias bolsas con cuerpos descuartizados y junto a ellos mensajes contra grupos criminales rivales. Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button