DestacadasNacionalPolitica

Altum Tecnologic, empresa ‘mil usos’ se lleva contratos millonarios en gobiernos federal y estatal

RAFAEL MONTES
ORO NEGRO

La empresa Altum Tecnologic es multiusos: lo mismo puede conseguir contratos millonarios con gobiernos para el arrendamiento de equipos de cómputo, como para suministrar equipos médicos y medicinas, dar asesorías de todo tipo de temas, legales, administrativos, contables, de diseño, de mercadotecnia o publicidad, y hasta para rentar y vender bienes inmuebles.

Fue creada en abril de 2018 y en dos años consiguió contratos millonarios con el gobierno federal, el gobierno del Estado de México, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y al la alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

Sus socios son Sara Dovina Llera Acosta, Napoleón Rosas Chávez, que es el director general, y Jaime Edgardo Haro Castro.

Para Altum Tecnologic es fácil ofrecer de la misma manera computadoras que medicinas, pues de acuerdo con su acta constitutiva, la empresa dice dedicarse a 17 actividades diferentes.

En noviembre de 2018, apenas cinco meses después de haberse inscrito en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio de la Ciudad de México, obtuvo un contrato con la alcaldía Miguel Hidalgo por 300 mil 363.99 pesos, vía adjudicación directa, para proveerle de equipos médicos, como vendas, catéteres, férulas, cánulas, tiras reactivas, y medicamentos, como paracetamol, ranitidina, ketorolaco, salbutamol y otras soluciones.

El 10 de mayo del 2019, apenas un año después de su creación, Altum Tecnologic obtuvo uno de sus más jugosos contratos, por mil 387 millones 661 mil 842.56 pesos, con el gobierno del Estado de México para el arrendamiento de equipos y bienes informáticos para 33 dependencias públicas estatales, en una licitación en la que no tuvo competencia.

Aunque a la junta de aclaraciones se presentaron otras tres empresas, Ofi Store, Tec Redes y Servicios Informáticos y Distribuidora de Impresos, Sistemas y Accesorios, para el día de la presentación de propuestas, sólo se presentó Altum Tecnologic en una alianza con otras dos compañías: Comercializadora de Valor Agregado, SA de CV y Aluxen Lumini, SA de CV.

Pero Altum Tecnológico y Aluxen Lumini comparten representante legal: la señora Lilia Ivon Hernández Velarde, a quien se le dieron poderes de representación de Aluxen dos días antes del fallo de la licitación, el 8 de mayo de 2019.

El mismo día que ganó el contrato para las 33 dependencias del gobierno mexiquense, también la contrató, en un procedimiento aparte, la Secretaría de Seguridad del Estado de México, por 165 millones de pesos para la renta de 3 mil 197 equipos de cómputo para oficinas de la dependencia en todo el estado.

En 2020, obtuvo dos contratos en el gobierno federal, uno con la Secretaría de Economía, con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2022, para el arrendamiento de equipo de cómputo personal y periférico, por un monto de 104 millones 666 mil pesos, como parte de un contrato marco en el que Altum se llevó la mejor partida, a pesar de ser la empresa más joven.

Las otras compañías que compartieron el contrato marco, con más antigüedad, pues tienen registros de 1999 y 2004 se llevaron contratos mucho menores al conseguido por Altum, desde un millón hasta 70 millones de pesos.

Con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Altum Tecnologics ganó un contrato por 11 millones 116 mil 528 pesos para elaborar un “Estudio para la definición de contadores de desempeño del servicio fijo”.

En esta licitación ocurrió lo mismo que en el Estado de México. Se inscribieron tres empresas, pero al momento de presentar propuestas, sólo Altum Tecnologics presentó la suya en conjunto con la empresa Wireless DNA México, sucursal de una firma española que en México sólo tiene un socio, José Jesús Mañas Jiménez.

Con la ASF tiene un contrato vigente hasta junio de este año por 26 millones 704 mil pesos por arrendamiento de equipo de cómputo.

Firma milusos
Altum Tecnologic fue constituida el 26 de abril de 2018 ante el notario público Juan Manuel Valdés Rodríguez, de Texcoco, Estado de México y se inscribió en el RPPC de la capital el 22 de junio de ese mismo año.

En su página de internet, menciona como su domicilio oficial la calle de Augusto Rodin número 43, sin mencionar número interior, en la colonia Nápoles, de la Ciudad de México, en donde hay un edificio de departamentos.

Sin embargo, en el contrato con la alcaldía Miguel Hidalgo, reportó su domicilio fiscal en la calle Los Echave número 30, en la colonia Mixcoac, donde sólo hay un predio con dos portones negros.

La empresa declara tener capacidad para el diseño, compra, venta, construcción, integración e implementación de soluciones tecnológicas integrales de cómputo, y todo lo relativo a la Industria de las Tecnologías de la Información; comunicaciones electrónicas, software e ingeniería.

También para la compra, venta, importación, exportación, maquila, manufactura, distribución y comercio en general de toda clase de bienes, productos y servicios para usos comerciales, industriales y domésticos.

Asimismo sabe dar asesoría, capacitación, consultoría, prestación y suministro de toda clase de servicios profesionales, técnicos, en cualquier área, así como los de carácter administrativo, legal, contable, fiscal, mecanismos financieros, publicitario, diseño, mercadotecnia, así como los de operación, supervisión y dirección.

Además, se dedica a la representación de terceros, en la República Mexicana o en cualquier otro país, como comisionista, agente, factor, representante, o en cualquier otra forma; la adquisición por cualquier título, de derechos de patentes, marcas, certificados de invención, franquicias, dibujos y modelos industriales, nombres comerciales, derechos de autor y solicitudes respectos de los mismos.

También puede adquirir por cualquier título, explotación, desarrollo, operación, administración en todas las formas industriales y comerciales de toda clase de fábricas, plantas, almacenes, instalaciones, empresas y negociaciones, así como el arrendamiento y la adquisición de bienes muebles e inmuebles en la extensión requerida para llevar acabo su objeto social.

Empresas exprés
Algunos de los socios son personajes que, según registros consultados, representan a empresas recién creadas para participar y, a veces, ganar contratos casi de inmediato.

Por ejemplo, en junio de 2011, Sara Dovina Llera Acosta participó como representante legal de una empresa llamada RAR Computación, creada en abril de 2010, la cual ganó un contrato con el IMSS por 390.6 millones de pesos en alianza con la empresa Soluciones Tecnológicas Especializadas, para proveer de “Servicios Administrados de Impresión de Alto Volumen”.

Jaime Edgardo Haro Castro firmó el 4 de mayo de 2016 como representante legal de una empresa llamada Mucom, creada 19 días antes, el 15 de abril, para participar en un convenio, con la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Ciudad de México, “para establecer e instrumentar los mecanismos de colaboración para promover los objetos y actividades de cada una en materia de museos, así como incentivar la promoción y difusión científica y tecnológica”. Milenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button