La Última de Petróleo

Ahora los huachicoleros también roban crudo


Los huachicoleros están empezando a perforar ductos que transportan petróleo crudo que mueve Pemex Exploración y Producción (PEP), filial de Petróleos Mexicanos, y a la par han aumentado su actividad criminal en el resto de la infraestructura de la petrolera para robar gasolinas y diésel en lo que va del año.


Según información de la Subdirección de Seguridad y Salvaguarda de Pemex, el crimen organizado realizó 22 tomas clandestinas en ductos de PEP para extraer petróleo crudo, las cuales fueron reportadas a partir del 11 de mayo de este año, y se verán reflejadas en el reporte de tomas clandestinas enero-mayo.

Información de la petrolera entregada vía transparencia omite los sitios y los volúmenes de la probable extracción de crudo por parte de los criminales “por razones de seguridad”, pero evidencia que los huachicoleros extendieron sus operaciones en la red de ductos de Pemex.

De centrarse fundamentalmente en el robo de gasolinas y diesel, ahora empiezan a extraer aceite que Pemex obtiene de yacimientos petroleros. El 16 de enero de 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador había alertado sobre el robo de petróleo crudo en plataformas.

En su conferencia matutina dijo que, además del robo de gasolinas, “también se sustrae ilegalmente petróleo crudo destinado a la exportación en plataformas de Pemex, problema que se suma a la millonaria sustracción ilegal de gasolinas”.

Hasta ahora, de acuerdo con los reportes, los huachicoleros se concentraban en tomas clandestinas para robar combustibles automotores. En los primeros cuatro meses de 2021, estos delincuentes realizaron 3 mil 759 perforaciones ilegales en ductos por donde se transportan petrolíferos, lo que equivale a realizar 31.3 orificios diarios.

Los números registrados en el periodo enero-abril reflejan también que el crimen organizado aumentó el robo de combustibles en ductos de Pemex, tomando en cuenta que en el mismo periodo de 2020 se habían reportado 3 mil 430 tomas clandestinas, lo que supone un aumento de 9.5%.

Hidalgo sigue siendo la entidad en donde los huachicoleros concentran su mayor actividad, puesto que entre el 1 de enero y el 30 de abril hicieron mil 563 tomas clandestinas, sobre todo en los municipios de Hinojosa, Ajacuba, Atotonilco de Tula, Singuilucan y Tetepango.

Ello significa que poco más de cuatro de cada 10 perforaciones ilegales reportadas en todo el país se realizaron en territorio hidalguense.

Puebla reportó 894 tomas clandestinas (sólo en el municipio de Teteaca hubo 253), y le siguieron el Estado de México con 477; Guanajuato con 117 y Tlaxcala con 105. Estos cinco estados concentraron 84% del total de tomas clandestinas que la Subdirección de Salvaguarda Estratégica de Pemex contabilizó entre enero y abril.

En su más reciente informe financiero, correspondiente al primer trimestre de 2021, Pemex reconoció que sus operaciones “están sujetas al riesgo de conductas criminales para desviar petróleo crudo, gas natural o productos refinados del sistema de ductos, incluyendo el robo y alterando la cualidad de sus productos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button