Opinión

Agonizan servicios de salud en Pemex

Mientras gran parte de los integrantes de esta jungla apasionante llamada sector energético se rasgan las vestiduras antes la contrarreforma congelada del Presidente Andrés Manuel López Obrador a las leyes eléctrica y de hidrocarburos, otros casos de ineficiencia están a punto de estallarle en las manos a Pemex.

Me refiero al apaleado sistema de salud de la petrolera nacional, mismo que por ineficiencias operativas tiene en vilo a todos los trabajadores en el momento quizá más importante en historia reciente de la petrolera nacional.

De acuerdo con la cláusula 89 del Contrato Colectivo de Trabajo es responsabilidad de Pemex proporcionar a sus empleados sindicalizados “servicio médico integral empleando personal técnico competente, instalaciones, equipos y recursos terapéuticos de la mejor calidad”, sin embargo, en la realidad esto no ha sido así.

Dicho por los propios trabajadores a este espacio, los servicios de salud de la petrolera enfrentan “la peor situación desde que se tiene memoria”, pues no es secreto que desde hace más de un año, tanto trabajadores en activo como jubilados, deben comprar sus medicamentos para posteriormente solicitar su reembolso, que en algunos casos, y con mucha suerte, tarda más de tres meses para ser reintegrado.

Una denuncia del “Grupo Peninsular Petrolero Luchando por mi Salud” entregado a la oficina de atención ciudadana de la Presidencia de la República da cuenta además de la opacidad con la que se han manejado los contratos celebrados con Hospitales Mac, como servicio subrogado de la petrolera para la atención médica de los trabajadores, mismo que ha limitado el servicio a los mismos sin dar explicaciones, principalmente en la región Sureste.

El documento da cuenta además de que pese a que la petrolera, a través de Rodolfo Lehmann-Mendoza, subdirector de Servicios de Salud de Pemex, ha firmado varias minutas con el compromiso de liquidarles inmediatamente adeudos por reembolso a sinnúmero de trabajadores, no se ha cumplido. Además, el colectivo denuncia duplicidad de consultas en los Hospitales Mac, lo que le genera un daño patrimonial.

En fin, la lista de anomalías en el servicio médico de Pemex es basta, de acuerdo con los trabajadores, quienes piden congruencia al gobierno, al ser la petrolera el centro de la economía como la empresa más importante del país, para que esté al nivel de las circunstancias y se procure la salud de su mano de obra.

Llamada a misa

Pese a los fuertes exigencias realizadas por la industria energética en Estados Unidos por la contrarreforma del Gobierno de la #4T, el fuerte reclamo en el Comité de Libre Comercio del T-MEC que se esperaba ayer por parte de Katherine Tai, representante comercial de Estados Unidos, terminó en una simple llamada a misa.

Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, afirmó que durante la reunión bilateral con Tai, el tema se tocó solo de forma general y que solo se refirió al caso de una empresa sin dar detalles al respecto, pese a que la semana pasada, Tai se comprometió frente a congresistas que en la reunión con sus homólogas para revisar la implementación del acuerdo trilateral, ardería Troya, pero al final ni chispas salieron.

Mientras, los arbitrajes solicitados por empresas de servicios a Pemex, así como el de Goldman Sachs a la CFE, reclamando el pago de 100 y 400 millones de dólares respectivamente, al parecer continuarán su curso fuera del contexto político. Fuente: Atzayaelh Torres – Energía con H al Final/ El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira igual
Close
Back to top button